Actualizado 21 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

El arroz, origen, propiedades y beneficios (III)

El arroz, origen, propiedades y beneficios (III)

Otros tipos de arroz: Arroz redondo: este arroz es de cocción homogénea. Absorbe el sabor de los alimentos que acompaña y es el más utilizado para elaborar paellas, arroces caldosos y guisados. Arroz basmati: es originario de la India y Pakistán, de grano largo y se caracteriza por su fragancia y sabor. Cocido o al vapor resulta esponjoso y su aroma recuerda al de las nueces. Su sabor único es perfecto para ensaladas, guarniciones y recetas exóticas. Arroz integral: no ha sido tratado, por lo que conserva el salvado que lo envuelve y es más rico en fibra y otros nutrientes. Su aspecto es más oscuro que los otros arroces. Necesita más tiempo de cocción que el arroz blanco y es ligeramente más duro al masticar. Arroz salvaje (arroz silvestre): es de origen canadiense y realmente se trata de hierbas acuáticas. Los granos son estrechos y oscuros, muy perfumados y ricos en fibra, proteínas, minerales y vitaminas. Necesita más tiempo de cocción. Se puede preparar solo o, una vez cocido, mezclarlo con otros arroces cocinados. Si se fríe, explota como las palomitas. Arroz rojo: el arroz rojo es muy utilizado en la cocina y medicina china y cuenta con numerosos beneficios para la salud. Al no sufrir el proceso de molienda, conserva una capa de salvado sobre el grano que contiene nutrientes y fibra. Su sabor recuerda a la nuez. El arroz yamaní: es una variedad de arroz integral originaria de Japón. Crece en climas templados y fríos, y se caracteriza por ser de grano corto, resistente y de color dorado. Al ser degustado, el arroz yamaní cocido posee una textura suave, con un cierto sabor dulce (que recuerda a la nuez). Propiedades del arroz yamani Es el cereal preferido de quienes practican la alimentación macrobiótica por su pH equilibrado, y su excelente aceptación orgánica.
Es buena fuente de vitaminas del grupo B, beneficiosas para el sistema nervioso, y esenciales en el proceso de digestión y metabolismo de los carbohidratos que aporta el grano. Su contenido en fibras favorece la salud intestinal y ayuda a estabilizar la concentración de azúcar en sangre. Es hipotensor, estando indicado para personas con problemas cardíacos y renales. No contiene gluten y es hipoalergénico. Su consumo favorece a pacientes con enfermedades crónicas y ciertos tipos de cáncer.
Su germen contiene fitina (ácido fítico) que ayuda a expeler los venenos del cuerpo. Es uno de los cereales mejor tolerados por el hígado. El tipo de almidón que contiene se digiere fácil y rápidamente. El yamaní es más oscuro que el arroz refinado debido a que conserva parte del salvado de la cáscara. Hay que tener en cuenta que cuanto menos granos rojos o verdes tiene, mejor es su calidad.

LA RECETA DE HOY:

Como hacer arroz chino fácil y rápido

El arroz chino, también conocido como arroz frito, es uno de los platos más populares de la gastronomía china. Se suele servir como acompañante de carnes, pollos, cerdo ó como plato único principal. La versión que solemos comer de arroz frito en nuestros países tiene sus orígenes en la cocina chino-estadounidense de los inmigrantes que llegaron a la ciudad de San Francisco. La idea original de esta receta era la de aprovechar las sobras de alimentos (carnes, vegetales) mezclándolos con arroz.
Ingredientes para hacer arroz frito chino El arroz Lo primero que necesitas es tener arroz blanco refrigerado, hecho con varias horas de anticipación, si es de la noche anterior, mejor. Esto para que el grano esté frío y no tan esponjoso como cuando esté recién hecho. Una vez tengas resuelto ese primer paso, vamos con los demás ingredientes de tu arroz chino. La grasa Como vamos a preparar arroz frito, es necesario que uses grasa. Lo ideal es que utilices manteca de cerdo, le da mucho sabor. De hecho, es uno de los secretos de los restaurantes. Si no tienes, o no quieres usarla, con aceite vegetal también funciona.
Las carnes Elige las proteínas que quieras ponerle. Pero es más recomendable el pollo y gambas frescas. Pero puedes ponerle carne de res, cerdo, trozos de chuleta ahumada, pavo, calamares, jamón, lo que se te antoje. Pica las carnes en cubos medianos. Límpialas bien de cualquier grasa que tengan y resérvalas. Los vegetales Puedes usar lo que consigas. Recomendación: zanahoria, apio, guisantes, brotes de soja, cebolleta y, muy importante, jengibre fresco.
El jengibre le da mucho sabor. No prescindas de él (a menos que no te guste). El huevo Es común que el arroz chino frito lleve huevo. Lo más sencillo es que hagas un revoltillo o tortilla en una sartén aparte y lo reserves.

Haciendo el arroz chino La preparación es sumamente fácil y es rápida siempre y cuando tengas todos los ingredientes picados con anterioridad. Utiliza un recipiente o una sartén grande y profunda. Caliéntala al máximo. Espera a que comience a botar humo antes de echarle la grasa (sea manteca de cerdo o aceite vegetal). Saltea las carnes una a una por no más de cuatro minutos. Si tu cocina alcanza altas temperaturas, en este periodo de tiempo quedarán bien cocidas, en caso contrario, cocina por un par de minutos más. Reserva las proteínas en un recipiente aparte y comienza a saltear los vegetales en la misma sartén con una cucharada extra de grasa. Saltea primero el jengibre, con precaución porque se puede quemar muy rápido. Agrega luego uno a uno la zanahoria, apio, guisantes, brotes de soja y demás vegetales excepto la cebolleta. Ponle un toque sal o salsa de soja. Incorpora el huevo previamente cocinado. Agrega las carnes. Mezcla bien. Agrega el arroz blanco poco a poco para que puedas manipular sin problemas la sartén al momento de mezclarlo todo. No pares de revolver y chequea que el punto de sal esté adecuado. En este momento puedes decidir deja el arroz como está, de color blanco o agregarle dos cucharadas de salsa de soja para darle más color y un toque extra de sabor. Ambas opciones son válidas y depende de tu gusto. Retira la sartén del fuego, agrega la cebolleta picada y listo, ya tienes un delicioso arroz frito hecho en casa.

Sobre el Autor

Idalma Menéndez Febles

Idalma Menéndez Febles

Graduada del Instituto Superior pedagógico Rafael María de Mendive

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero