Actualizado 19 / 09 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Apuntes sobre la evasión fiscal en los negocios de viviendas y vehículos.

Carro almendrón

Cualquier Estado moderno para solventar las necesidades sociales e incrementar la calidad y armonía en la vida de su población necesita disponer de recursos, muchos de los que obtiene por el pago de tributos, de ahí que la ausencia o evasión de esta vía de ingresos provoca una insuficiencia de fondos que afecta la ejecución de esenciales funciones.

Constituye un deber la contribución ciudadana al sostenimiento de los gastos públicos para disponer de mayores recursos financieros que contribuyen a alcanzar mayor justicia social y satisfacer los requerimientos de la sociedad.

Tales obligaciones del sistema tributario de Cuba están establecidas en la Ley No. 113 “Del Sistema Tributario” de 23 de julio de 2012 y su Reglamento, el Decreto No. 308 de 31 de octubre de igual año, ambos publicados en la Gaceta Oficial de la República de Cuba No. 53 de 21 de noviembre de 2012.

Esta ley establece el pago de un impuesto para las personas naturales por los ingresos personales que obtengan por la venta de bienes muebles e inmuebles o de derechos, de ahí que la compraventa de viviendas y de vehículos entre personas naturales significa pagar este impuesto, conforme a los requerimientos establecidos en la Sección Séptima de dicha ley.

En franca violación de este deber algunas personas con el propósito de evadir el pago del impuesto o de aportar menos cantidad de dinero que el establecido, declaran ante el notario público precios inferiores de viviendas y vehículos en los negocios concertados, mientras otros declaran donaciones cuando realmente ejecutan compraventas de tales bienes.

Estas conductas además de delitos de falsificaciones de documentos que pueden constituir, evaden el pago del impuesto e incurren también en un delito de Evasión Fiscal, establecido en el artículo 343 apartado 2 del Código Penal con sanciones de tres a ocho años de privación de libertad, porque se cometieron engaños por el contribuyente para ocultar, omitir o tergiversar la real existencia y monto del aporte que les corresponde efectuar. Este delito tiene además la sanción accesoria de confiscación de bienes prevista en el artículo 44 del Código Penal.

El delito de Evasión Fiscal está previsto en la vigente legislación penal cubana desde el año 1994, implicando en aquel momento una novedad dentro de nuestro ordenamiento jurídico penal, pero ya ha transcurrido considerable tiempo desde su introducción, de modo que más que sancionar se persigue crear conciencia ante el cumplimiento de un deber social y jurídico. Desgraciadamente algunas personas aún no comprenden este deber y han sido sancionadas por el Tribunal por las conductas descritas y otra cantidad espera por la celebración de juicios orales.

Enviar un comentario como invitado

0
  • Invitado - Adriana

    Muy bien, totalmente de acuerdo que se regulen esta cosas y se haga cumplir la ley, el estado no es mago y necesita de estos impuestos. En todos los países se hace, incluso EEUU es quien más vela pq se cumplan estas regulaciones. Es hora de q aqui se vele por mas control, pq muchos intentan hacer lo q quieren, y eso perjudica al estado mientras la spersonas se enriquecen, en otro pais te lo quitan todo y tienes que cumplir.

    URL corta:

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero