Actualizado 26 / 04 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

17ºC
29ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

25 años no son pocos

Integrantes del cuarteto Arsis

Integrantes del cuarteto Arsis

Decía Gardel en su famoso tango que 20 años no eran nada. No obstante, cuando al mundo de la música se refiere, estos pasan entonces a convertirse en una cifra nada despreciable, debido a los diferentes vericuetos, trabas y demás problemas que acarrea tal especialidad.

ARSIS, el cuarteto consolareño de saxofones no niega la vehemencia del tiempo mientras advierte que la clave para celebrar este aniversario se encuentra en el amor y la constancia.

Guerrillero aprovecho a propósito del primer cuarto de siglo de ARSIS, para conversar con sus integrantes: Daniel Ayerbe, Frank Isidro Márquez, Luis Manuel Morales, Francisco Rafael Valladares y Francisco Javier Linares (este último de recién ingreso a la agrupación).

Los comienzos del cuarteto...

"ARSIS surge en el año 1991 después de largos años de espera pidiendo la posibilidad de crear este proyecto, y tras las diferentes negativas de las autoridades pinareñas".

"Fue gracias a un cambio en la dirección del Centro Provincial de la Música y a la musicóloga Doris Céspedes Lobo, que nos llegó esa posibilidad tan ansiada de comenzar el proyecto, en aquel momento como Cuarteto de Saxofones de Pinar del Río".

"El nombre actual surge un poco después. ARSIS es una palabra griega que indica los tiempos no acentuados en los compases. Digamos el movimiento de la mano hacia arriba de un director de orquesta cuando se marca la música".

25 años no es poco tiempo... ¿cómo ha sido el devenir del cuarteto?

"Es un tiempo nada desdeñable, sobretodo si tenemos en cuenta las dificultades que hemos presentado por trabajar solos; y lo digo de esta forma por no contar con el apoyo institucional necesario, algo característico de nuestra provincia".

"Lamentamos siempre la poca promoción y tantas otras cosas. Estas trabas quizás han retenido un poco los logros que hemos alcanzado, pero el esfuerzo, el ahínco y la seriedad y el amor con que hemos trabajado ha hecho que las barreras vayan cediendo en su debido tiempo".

"Debemos decir que hemos llegado hasta los principales lugares y salas de concierto de este país como el Amadeo Roldán, el Teatro Nacional, la Basílica de San Francisco de Asís, la iglesia de San Francisco de Paula, la sala Dolores en Santiago de Cuba. También hemos trabajado allende al mar en Martinica, México, España, Qatar, Alemania, Holanda, Bélgica y Suiza".

"Es un pensamiento colectivo que en todos los lugares que nos hemos presentado hemos tratado de hacer cosas novedosas y de impresionar al público con nuevas piezas, y la crítica siempre nos ha sido bastante favorable en todos los países".

¿De dónde provienen la música, el repertorio y los arreglos?

"El cuarteto tiene un saxofón soprano, un alto, un tenor y un barítono, eso nos da la oportunidad de poder llegarle a una mayor cantidad de piezas". "Nosotros estuvimos por España en el 2002 y trajimos muchas obras de allá. Decir que según tenemos entendido, fuimos los primeros en tocar las piezas de Pedro Iturralde en Cuba, un importantísimo compositor español para este tipo de agrupaciones".

"Trabajamos con la música contemporánea, también la clásica. Además, varios compositores nos han legado muchas composiciones específicamente para el cuarteto".

"En la medida que hemos trabajado nos hemos dado cuenta que podemos arreglar composiciones para tocar sones tradicionales y otros géneros representativos de Cuba. También gusta mucho la música norteamericana con influencias de jazz, música esta que está muy desarrollada y sonorizada para nuestros instrumentos".

"También grandes compositores cubanos como Alfredo Díaz Nieto, premio nacional de música, Jorge Luis Triana y otros músicos del Buena Vista Social Club nos han dedicado y compuesto piezas".

Del comienzo a los premios y reconocimientos...

"Siempre es difícil convertir una idea en hecho, más cuando no existe apoyo y en una provincia como Pinar del Río. Actualmente no existe ninguna agrupación en Cuba que tenga 25 años de trabajo sostenido en música de cámara y eso dice mucho".

"Pero a pesar de todo, poco a poco hemos ganado nuestros espacios propios. Y si tenemos que decirlo todo, pues nos duele que en muchas provincias hemos estado en todos sus municipios; y hoy ARSIS no ha podido tocar en todos los municipios de Pinar del Río. Tenemos alrededor de más de 70 presentaciones en el exterior y sin embargo, hay municipios de nuestra tierra que no nos conocen".

"Hasta la fecha contamos entre tantos con dos premios Cubaneo y otros dos premios de arte que los otorga la AHS aquí en Pinar del Río, el premio Egrem, Premio del Museo Nacional de la Música, el escudo de la ciudad de Savignanigo en España, así como la condición de Vanguardias Nacionales en la provincia durante muchísimos años consecutivos, entre otros".

"Es doloroso cosechar todos estos éxitos y que hayamos acabado de cumplir 25 años de vida artística y ni el Centro Provincial de la Música ni la Dirección Provincial de Cultura nos hayan enviado una felicitación. No se enteran de nada. En cambio, San Luis y San Cristóbal sí nos reconocieron en este aniversario. La UNEAC también nos ha respaldado muchísimo".

¿Y los ensayos?

"Realmente nos repartimos entre nuestras casas. A veces más en una que en otras. La frecuencia va en dependencia de los compromisos que tengamos. En ocasiones estamos hasta 15 días seguidos ensayando un grupo de números específicos y siempre lo hacemos hasta que la fatiga nos agota o tenemos los números casi perfeccionados".

¿Cómo lidiar entre el día a día del cubano promedio y el trabajo en el cuarteto?

"El amor hacia el trabajo es lo primero. Como dijera la filosofía de los japoneses: primero el trabajo y después la familia. El sustento de nuestras familias es el cuarteto de saxofones, tanto espiritual como material.

"Lo fundamental es el gusto y el regocijo que se siente cuando el público te aplaude y reconoce tu obra. Lograr un nivel interpretativo alto es una de las tareas principales del día a día, pues eso no es otra cosa que el respeto al público y a nosotros mismos".

Satisfacciones e insatisfacciones en estos 25 años.

"Estamos muy contentos de llegar a este aniversario con todo lo que tenemos hoy, a pesar de los problemas y las limitaciones dejadas en el camino. Y nos queda la tranquilidad que en todos los escenarios que nos hemos presentado hemos hecho un trabajo meritorio.

"Las inconformidades se relacionan a la falta de promoción, falta de apoyo institucional y que llegamos a este aniversario sin que nadie se haya dignado siquiera a felicitarnos. Al parecer no interesa nuestro trabajo".

Sobre el Autor

Ariel Torres Amador

Ariel Torres Amador

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana, Cuba

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

..

Periódico Guerrillero