Actualizado 22 / 04 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

17ºC
27ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Crecer con las artes por el bien de la infancia

Contribuir a formar mejores individuos está dentro de los propósitos de Crearte. / Foto de Januar Valdés Barrios

Contribuir a formar mejores individuos está dentro de los propósitos de Crearte. / Foto de Januar Valdés Barrios

En el interior del centro promotor de la literatura Hermanos Loynaz un proyecto echa raíces. Cada sábado, más de una docena de niños confluyen en un mismo espacio con objetivos comunes.

Crearte, bajo el eslogan de Crecer con las artes, deviene una oportunidad para los más pequeños de descubrir y desarrollar un mundo de creación, fantasía y enseñanzas. Y es que en este lugar, diseñar formas sobre un papel es más que un pasatiempo, es una herramienta meto-dológica para la formación integral de hombres y mujeres del mañana.

LOS CIMIENTOS

Surge por intención de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río a finales del 2012. El propósito inicial era insertar en un proyecto más allá de lo académico a los alumnos de la licenciatura en Estudios Socioculturales, para desde la práctica buscar un vínculo con las comunidades.

“Pensamos desde un principio en un taller de pintura. Nos ayudó en los comienzos el estudiante Ernesto López, quien fue el primer instructor del proyecto por ser graduado de la Academia de Artes Plásticas, seguido por Néstor Montes de Oca hasta la actualidad”, declaró su gestor Juan Silvio Cabrera.

Tras dos años en vínculo con el departamento de Extensión Universitaria de la casa de altos estudios vueltabajera, surge la necesidad de convertirse en un proyecto sociocultural comunitario que abarcara la zona de los repartos Hermanos Barcón y Cuba Libre.

“Nos articulamos con el Centro Provincial de Casas de Cultura. Su asesoramiento ayudó a encaminar mejor la metodología, la coordinación y el trabajo con los niños. Eso nos llevó a una categoría provincial como grupo de creación infantil, luego a nivel nacional, y dio paso a la obtención de los premios provincial y nacional Escaramujo”.

Según aclaró Cabrera, los talleres incluyen todas las manifestaciones artísticas.  “Hemos trascendido a una escuela de verano, que en el último año convocó a más de 200 niños, con un diapasón más amplio que integra danza, música, literatura, audiovisuales y manualidades. Sin embargo, permanece la misma filosofía de potenciar la afectividad, la coope-ratividad y el respeto a través del trabajo con las artes”.

Una de las directrices desde la coordinación es crear valores en los niños y desarrollar habilidades de acuerdo con las aptitudes individuales.
“En ocasiones pasan por nuestros espacios y terminan matriculados en la Escuela Profesional de Arte. Con el paso de los años mantienen la sensibilidad desarrollada junto a nosotros, la cual les sirve para andar por la vida en todos los contextos”.

NIÑOS Y PADRES OPINAN

Cada fin de semana 35 infantes asisten a los talleres Ilustrando sueños impartidos en el centro literario las mañanas sabatinas y el domingo en la biblioteca provincial José Ramón González Coro.  La principal garantía de su presencia es el gusto por el dibujo y la pintura.

Al referirse a los aprendizajes adquiridos todas las opiniones confluyen.
“He aprendido a diseñar las formas, mezclar los colores, a cómo manejar las acuarelas, pinceles y otros instrumentos”. (Bryan García Pérez)

“Nosotros dibujamos y pintamos cosas basadas en las lecturas que nos hace el profesor”. (Edgard Francisco López Real)

 “Sé ahora sobre las texturas, el claro oscuro, colocar bien los tamaños, las formas, los objetos principales. He pintado sobre paisajes cubanos, sobre espantapájaros”. (Ismael Lázaro Hernández Cabrera).

Pero más allá de los trazos el proyecto deja una huella en la formación personal de todos sus integrantes. Así lo corroboran los padres.

“Las expectativas que me traen son poder generar otro espacio más allá de la escuela y el barrio, para que mi hijo pueda socializar de forma más intencionada y ganar en algunos valores que solo se consolidan interactuando con personas con las cuales pueda intercambiar y no competir, generar alianzas, tener nuevos amigos, salir de la rutina”. (Betty Hernández Becerra)

“Le brindan gran cantidad de conocimientos y técnicas que favorecen la vocación que él tenía. Constituye un espacio alternativo que los llena de regocijo, satisfacción, crecimiento espiritual y cognitivo”. (Katiuska Real Corbo, madre de Edgar)

“Mi niña está en segundo grado y se ha motivado por la lectura, la narrativa de escritores pinareños, y la interpretación de los textos. Cada cuento que el instructor les lee, trae una enseñanza”. (Yelineis Pacheco Suárez)

“A nuestros hijos les enseñan todo lo bueno que pueda tener una persona y la sensibilidad necesaria para transmitirla a través del dibujo. Por la emoción que les inspira no constituye un sacrificio levantarse temprano ni venir los sábados. Yo saco mi tiempo y lo traigo para que se sienta a gusto. (Yusleibi Río Sánchez)

Crecer físicamente es un proceso biológico inevitable. Sin embargo, madurar el espíritu requiere de algo más que el tiempo. La formación de los más pequeños es una tarea que le corresponde a todos los entes de la sociedad.

Crearte ve cada detalle desde la sensibilidad de los artistas. No pretende lograr grandes creadores, aunque no niega que el talento de sus integrantes pueda marcar la historia cultural de Vueltabajo en el futuro. Se conforma con formar mejores individuos y hacer de la infancia la época más feliz para los niños de hoy y del mañana.

Sobre el Autor

Loraine Morales Pino

Loraine Morales Pino

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero