Actualizado 22 / 08 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Espacio vital ya está en las puertas

Un girasol pequeño del grupo Titirivida de Pinar del Río. / Foto: Granma

Un girasol pequeño del grupo Titirivida de Pinar del Río. / Foto: Granma

Frescas como la brisa del mar, nos llegan las voces que confirman que del 19 al 24 de junio abrirá nuevamente sus puertas a la familia de teatreros nacionales Espacio vital, el Encuentro de Teatro de Pequeño Formato que cada dos años auspicia el Consejo Provincial de las Artes Escénicas de Pinar del Río.

Y si bien la buena nueva nos causa regocijo, al mismo tiempo despierta algunas preocupaciones.

Quienes desde su reapertura en el 2012 hemos acompañado a Espacio vital y, además, hurgado en los programas de mano de cada una de las diferentes ediciones podremos comprobar que la muestra escénica que lo ha sustentado no ha sido la más significativa. Encontramos reposiciones que ya han perdido totalmente su brillo inicial (por cambios de reparto o de circunstancias sociales) o propuestas que nunca han tenido ningún mérito técnico destacable.

Igual suerte ha corrido la zona teórica del suceso teatral pinareño. Por ejemplo, las usuales conferencias llevan títulos resonantes (La crítica de los años sesenta o La atmósfera, tiempo y ambiente en escena). Ha sobrado improvisación y facilismo y faltado rigor y profundidad en los presupuestos teóricos socializados.

También al espacio teórico se le ha reclamado siempre la presencia de una franja de diálogo crítico. Aún no se ha llegado a la conciencia de que el teatro surge y se perfila en la polémica más viva, acuciosa y precisa. Valga esta certeza para que en lo adelante crezcamos y ampliemos horizontes.

Finalmente otro detalle no menos atendible es que, si bien en otros territorios del país se experimenta el aire, el ambiente de fiesta teatral, en nuestra ciudad ello es otra cosa. Muy pocos pinareños se percatan de cuándo y dónde hace su apertura o cierre el evento más importante de las tablas vueltabajeras, pues se extraña la presencia de gigantografías, pósteres o noticias recurrentes que lo anuncien, que revelen su existencia. Lamentablemente no se ha echado mano al carácter vital del mecanismo publicitario que puede dar a conocer este preciado encuentro.

Así pues, a las salas solo, en su mayoría, han asistido los participantes del evento. Aclaro, no todos, dado que muchos de los artistas escénicos anfitriones se ausentan de las presentaciones de sus congéneres de oficio visitantes. Y ello es algo realmente cuestionable.

Entonces debemos preguntarnos ¿qué hacer para evitar que se repitan, en este 2018, los desaciertos que afectaron ediciones anteriores de Espacio vital?

Creo que el Consejo Provincial de las Artes Escénicas debe redoblar esfuerzos. Es importante que los organizadores del programa establezcan una rigurosa curaduría que, sobre la base de una relación sensorial, investigativa y analítica (leer y conocer a profundidad los temas de las ponencias teóricas o ver directamente las puestas en escena), determinen las propuestas teatrales que lleguen a Vueltabajo.

Es hora de que se piense en diversificar, ampliar las proyecciones del encuentro: este debe ser algo más que la dimensión en la cual se presenten agrupaciones de cierto modo establecidas, con propuestas de teatro dramático, para niños y de calle; también tiene que ser un lugar rico, nutritivo donde se muestren proyectos experimentales, investigativos, performáticos y de pensamiento agudo. Abandonar las zonas de confort conocidas es siempre una manera de ser dialécticos.

Insistimos en que, de una vez y por todas, haya una buena organización de los horarios, jerarquización y promoción de las propuestas teatrales. En muchas ocasiones trabajadores o estudiantes pierden la oportunidad de disfrutar una puesta en escena de valía porque esta se presentó una vez o se ubicó en un horario de difícil acceso (2:00 p.m. o 3:00 p.m.).

Pinar del Río será nuevamente sede del encuentro. Los que amamos el teatro esperamos intensas jornadas de trabajo y disfrute. Añoramos que en este 2018 cambie el destino de un acontecimiento que ahora mismo no es el más reconocido en nuestro archipiélago, pero que contando con el tino y la experiencia de los encargados del programa, pudiera llegar a ser para la creación escénica nacional un “Espacio vital”.

Sobre el Autor

Emanuel Gil Milian

Emanuel Gil Milian

Maestrante en procesos formativos en la mención: Teatro, por (ISA), Universidad de las Artes; miembro de la Sección de Crítica e Investigación de la Asociación Hermanos Saíz

Más artículos de este autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero