Actualizado 20 / 10 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Tres motivos para “converger”

De izquierda a derecha, Yamira Díaz, Eduardo Sosa, Pepe Ordaz y Omar Pérez. / Foto: Jaliosky Ajete

De izquierda a derecha, Yamira Díaz, Eduardo Sosa, Pepe Ordaz y Omar Pérez. / Foto: Jaliosky Ajete

Pepe Ordaz y Eduardo Sosa llegaron temprano a La Sitiera para atemperarse al espacio antes del concierto y rencontrar a los amigos. Tomaban un trago cuando les solicité una entrevista; accedieron con sencillez. En la más informal de las oportunidades: de pie y entre el murmullo telonero del recinto, lancé mis interrogantes.

Confieso no había palpado el disco: cómo hubiese podido hacerlo si llegó a la provincia solo en manos de sus autores; ese objetivo impulsó la gira. Pero conocía el trabajo de ambos artistas: su ilustre fluir por las aguas de la sonoridad cubana.

Háblenme del disco Convergencia; sé que tiene temas propios y otros de la vieja trova.

Pepe: “Lo más importante en el disco es el homenaje a los compositores que iniciaron la trova en Cuba y también el agradecimiento a quienes nos hicieron llegar esas canciones, o sea, los fundadores del movimiento de la nueva trova: Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Vicente Feliú, Pancho Amat… Hemos tratado que los seis temas de la trova tradicional presentes en el disco sean lo más cercano a lo que recibimos, sin demasiados arreglos por parte nuestra. Convergencia tiene además tres temas de Sosa y tres míos, como muestra de la influencia que ha sido esa trova en nosotros”.

¿Cómo les ha ido en la gira?

Eduardo: “Ha sido bien bonito. Buscamos la manera de que las presentaciones sucedieran en espacios pequeños como La Sitiera. Pepe y yo coincidimos en que este tipo de música no es para grandes salas y estadios. La trova es más para compartir, conversar con el público. Venimos peinando desde Baracoa hasta Pinar del Río; en todos los sitios ha habido público, incluso mayoritariamente joven. Nos sorprende cómo los jóvenes se acercan a esta música… además ni Pepe ni yo somos los más pegados de Piso 6, somos solo dos personas que se han mantenido constantes durante mucho tiempo haciendo este trabajo, y creo que al final la gente reconoce esa labor.

“No se trata solo de sentarte a cantar; es también intercambiar con el público que viene, y que ellos expresen su opinión, participen. Así ha sido en cada contacto en el país… por ello estamos contentos con lo que ha sucedido”.

Llama mi atención ese criterio de que “la trova no es para grandes salas”, quizás porque ¿la trova es como la poesía, también para un público selecto?

Pepe: “Estoy de acuerdo. La trova se vale de muchos géneros: el danzón, la guaracha, el son, el bolero, y sin duda es uno de los movimientos o de las formas de hacer la canción que más cerca está de la poesía”.

¿Qué ha significado trabajar juntos?

Eduardo: “Pepe y yo somos amigos desde hace muchos años. El disco surge precisamente por la amistad. Como compartimos a cada rato una que otra canción, empezamos a montarlas para ocasiones familiares, tomándonos un café o un traguito… de repente ya teníamos un repertorio bastante amplio; y coincidíamos muchísimo en otros espacios como conciertos o galas. Un día nos atrevimos y las cantamos en público y la gente lo agradeció. Entonces nos percatamos de que funcionaba, que gustaba. Así surgió todo el proyecto. O sea, todo se desencadenó a partir de la amistad, compartimos los mismos gustos y nos centramos más en disfrutar que en cantar”.

Pepe: “Nos la pasamos muy bien. Lo que estamos haciendo no es otra cosa que hacer partícipe al público del gozo nuestro. Hoy es el último concierto, escogimos Pinar para concluir la gira… Casi todo el mundo viene a Pinar y luego concluyen en La Habana…”.

Si es que llegan… (Interrumpo sus palabras con desenfado).

“Exacto, –continúa Pepe– nosotros no solo llegamos, sino que cerramos aquí. En casi todos los conciertos desde Baracoa hemos invitado a un trovador, como parte de esa actitud trovadoresca de compartir. En este caso, la invitada es Yamira Díaz”.

¿Desde cuándo conocen a Yamira?

Pepe: “Uf!, imagínate fui yo quien hizo la producción musical al primer disco de Yamira…”. Entonces son viejos amigos.

Eduardo: “Yamira es una excelente compositora, de las más excepcionales trovadoras que hay en este país, y una de las mejores amigas que te puedas encontrar”.

Se impone otra pregunta: ¿por qué Convergencia?

Pepe: “El nombre del disco responde a varias razones. Está inspirado en el tema homónimo de Bienvenido Julián Gutiérrez y Marcelino Guerra, porque a partir de esa canción hubo una ruptura entre el antes y el después en la historia de la trova”.

Sosa: “Además, porque en el disco ‘convergen’ dos generaciones (la de Pepe y la mía) y también temas de la vieja trova con canciones nuestras, donde se expresa la continuidad de esa herencia”.

Para el concierto no necesitaron presentaciones rimbombantes ni la parafernalia de los espectáculos. En la más sublime sobriedad escénica se blandieron tres y guitarra, a dos voces; aunque en la materialización del disco incluyeron percusión y contrabajo.

Yamira Díaz, acompañada por el maestro Ricardo Pérez Abreu, evocó canciones de Jorge Dexler. Otro pinareño, igualmente talentoso fue llamado a escena: Omar Pérez, quien aderezó la tarde entre poemas y acordes.

Junto a los clásicos de Miguel Matamoros, Sindo Garay, Julio Brito, Pedro Luis Ferrer; se escucharon los temas de Pepe Ordaz: Son para ti, Sara Mondongo, Monte adentro… y de la autoría de Eduardo Sosa: A mí me gusta compay, El son de Contramaestre y Muchacha que pasa por mí.

Me sedujo la forma conversacional en la proyección escénica de ambos. Insistían en contar la historia detrás de cada canción, como quienes “descargan” entre amigos sin prejuicios. De ahí que salieran a la luz datos curiosos sobre la vida de Matamoros, o sobre otros aspectos incautos más tendientes a los autores en escena.

Pepe y Eduardo rescatan temas antológicos de la vieja trova, narran los sucesos que motivaron la canción y ensalzan el espíritu fraterno que iniciaría el movimiento trovadoresco… brindan tres motivos para converger, o para sucumbir al encanto del disco.

Sobre el Autor

Yanetsy Ariste

Yanetsy Ariste

Licenciada en Historia del Arte. Especialista de Comunicación externa de Radio Guamá.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero