Actualizado 16 / 01 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

17ºC
23ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Ciego de Ávila vs Villa Clara: Respiración artificial

Vladimir Garcia

Llueve, a ratos, en el José Ramón Cepero y Vladimir García comete su primer error (realmente serán pocos) en uno de los lanzamientos iniciales del partido. Un envío hacia afuera. Andy Zamora lo pone en movimiento hacia uno de sus ecosistemas predilectos: el reducido espacio que existe detrás de la parte izquierda del diamante cuando el jardinero izquierdo juega corto y el cuadro está por detrás.

Segundos más tarde, García, después de tener a Alexander Ayala en dos strikes sin bolas, lo colocará en tres y dos (trance leve). Antes enterrará la pelota y Zamora llegará a segunda. Las circunstancias obligan a Vladimir a entrar en la zona. No tiene, realmente, buenos recuerdos de la zona de strike frente a Villa Clara en las postemporadas. El camagüeyano, viejo zorro, empuja la pelota hacia la banda contraria y Andy alcanza la antesala. Malleta impulsa al hombre de tercera con batazo entre primera y segunda al que no puede llegar Gálvez. Después fallará Yeniet Pérez y Cepeda volverá a los terrenos.

Primer paréntesis: en una pelota del magro nivel de la nuestra, los regresos quizás funcionen como mecanismos de respiración artificial. Por ello a veces, incluso, lo demás no importa tanto como debiera. Quizás no sea tan importante, por ejemplo, que desde la parte alta del primer inning pudiera suponerse que, si Freddy Asiel no camina, el pitcheo de Villa Clara no resistirá (los números de sus relevistas no son convincentes).

Cepeda llega al home plate y el público aplaude. Es una de las pocas veces que ocurre en el partido. Conecta una línea sólida por tercera base. González se estira. No la puede retener como quisiera. Ayala anota y Malleta es puesto out en la goma. Hace seis días, Frederich, teléfono en mano, había vuelto a escribir una breve carta de presentación: “no tengo incomodidad alguna en el codo, y antes estuve corriendo bien”.

En la parte final del tercero, los avileños fabricarán tres. Sería fatal, allí, un error de Ayala en tiro a segunda. Michael González volverá a cerrar el juego en el quinto. Sacará la pelota por el jardín izquierdo para acercar a su equipo en el marcador. Un inning más tarde acabará todo. O casi todo. Desfile de lanzadores. Descontrol. Bases por bolas. Cepeda, aunque ganaría un boleto, no volverá a batear hits. Las tres del sexto, cortejo fúnebre.

Paréntesis último: de un partido que finaliza con pizarra de diez carreras por cuatro, siempre habrá algo para resaltar -la inteligencia de Raidel Martínez, el movimiento en las bases de Julio Pablo, el resarcimiento de Vladimir. El regreso, probablemente, por encima de todas las cosas. Una línea por la parte derecha del infield en el primer inning del primer partido del play off bien pudiera salvar cualquier cosa, ventilación asistida mediante.

Sobre el Autor

Cubadebate

Cubadebate

Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba. Publica en exclusiva las Reflexiones de Fidel, también noticias y análisis

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero