Actualizado 21 / 05 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

19ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Yosiel Monterrey: “Yo no miro la calidad del contrario”

Yosiel Monterrey: “Yo no miro la calidad  del contrario”

Encontrar a Yosiel (Choli) Monterrey en la lista de los 10 mejores atletas del año 2017 en Pinar del Río no fue sorpresa. Su participación clave con el quinteto pinareño de baloncesto en la etapa final de la Liga Superior le otorgó el mérito de engrosar la prestigiosa selección.

Con un brillo inusual en los ojos, se emociona sobremanera cuando recuerda la discusión del título: “El momento de la victoria fue muy bonito, porque, después de terminar la primera vuelta con 6-1 (solamente perdimos con Villa Clara), nos dimos cuenta que sí podíamos luchar por el triunfo, y cuando llegó la discusión frente a Matanzas, al que le habíamos ganado en los últimos enfrentamientos, ya teníamos la seguridad de vencer”. ¿Cómo llegaste al baloncesto? “Estudiando en la Primaria, por las tardes los maestros nos ponían a transcribir oraciones y cosas así y un día llegó Sergio Téllez, quien sería desde ese entonces mi primer entrenador, y preguntó quién quería apuntarse en baloncesto y como yo no quería transcribir más, me propuse de primero. “Todo lo que soy se lo debo a él, porque cuando yo tenía ocho años entrenaba con mi categoría de dos a cuatro de la tarde, y de cuatro a cinco lo hacía después con la de 10-12, y eso me sirvió de mucho para desarrollarme y poseer las habilidades de hoy. Cuando yo regresaba a jugar con mi categoría, ya tenía otro nivel”. ¿Alguna vez pensaste que Pinar podía llegar a ese momento cumbre? “Absolutamente, y mira si es así que cuando comencé en el equipo grande tenía 16 años y solo como atletas veteranos estaban Ruslán Díaz y Yosvani Pérez. Era Pinar el equipo más joven en aquellos inicios de Torneo de Ascenso y Liga, pero sabíamos que año tras año íbamos a llegar al nivel que estaban los demás, por el empeño y la dedicación que poníamos. De mirarnos ya nos entendíamos y al llegar este año dijimos: es este y no otro, y así sucedió”. No recuerdo verte incluido en los últimos equipos cubanos... “Así es, hay mucha gente que me pregunta y yo respondo sinceramente, sin vanidad: sucede que no le caigo bien a los entrenadores. Mi rendimiento año por año es óptimo. Ahora termina la Liga Superior y tampoco me llaman. “Cuando Covarrubias era nuestro entrenador, le comunicaron que como jugador base se necesitaba que yo hiciera más asistencias, que no anotara tantos puntos. Pues bien, me dediqué a eso y llevo tres años siendo líder en asistencias y en robo de balón y tampoco me han llamado. Esa es la gran insatisfacción que tengo. “Además, cuando me fueron a dar baja del equipo nacional se me comunicó que era por bajo rendimiento y no acepté esa explicación porque nunca tuve bajo rendimiento en los equipos en los cuales he estado. Se me dijo después que iban a renovar con motivo del comienzo del nuevo ciclo olímpico; sin embargo, los mismos que estaban, continúan. Otra cosa, te dicen que según el rendimiento en la Liga Superior es tu posibilidad de estar en el equipo Cuba. Eso tampoco es verdad, ya que año por año mi rendimiento está probado y nunca me llaman”. ¿Has pensado por ese motivo abandonar tu carrera? “Me ha pasado por la mente, sí. Es difícil ver cómo año tras año lo das todo para lograr tu objetivo y al final nunca te tienen en cuenta, pero le agradezco a amigos, entrenadores y sobre todo a mi mamá, que siempre me dijo: ‘Si lo tuyo es el baloncesto, no puedes tirar la toalla, abandonar el camino es fácil, sigue demostrando lo que eres; además yo quiero seguir yendo a la Polivalente a verte jugar´. “El apoyo no me ha faltado: al principio te mencioné a Sergio Téllez porque fue mi primer entrenador, pero tengo que hablar de Pedro Ramos, Tomás Gálvez, Mojena, Covarrubias, José Israel y ahora de Andrés González “Tatica”. Hay muchos más que saben que les guardo un agradecimiento infinito por haberme ayudado en momentos difíciles, aunque sí quisiera hacer un aparte para la comisionada provincial Olga Elena Hernández: apoya este deporte con todas sus fuerzas y he sentido muy de cerca su ayuda incondicional. “Y en lo familiar, además de mi mamá, mencionar a mi padre, que siempre me impulsó a que estudiara para que si en el deporte me lesionaba y terminaba ahí mi carrera deportiva, tuviese un título el día de mañana. Cuando me gradué de licenciado en Cultura Física, el título se lo regalé en agradecimiento por su constante preocupación en ese sentido”. ¿Piensas que se pueda repetir el año próximo la actuación de este que ya termina? “Sí, no tendría sentido que después de este triunfo nos aparezcamos en el 2018 sin estar dentro de los cuatro. Ese es nuestro principal propósito y una vez que estemos ahí, habrá que ver lo que pasa, pero para eso entrenamos con mucho rigor cada mañana en la Polivalente”. ¿Saberte dentro de los 10 mejores atletas del año en la provincia? “Todo un compromiso, porque es un premio que debes luchar por mantener. No es algo que te otorgan y dices ‘ya llegué’, no. Significa esfuerzo y empeño doble para que el pueblo nos siga admirando”. ¿Tienes algún consejo para los que vienen detrás? “Que entrenen siempre fuerte y se preparen bien. Si yo he llegado hasta aquí, amén del sacrificio que todo atleta debe hacer para alcanzar lo que se propone, es también porque nunca he mirado el rival que tengo delante, llámese atleta o equipo. “Nunca me he puesto a calcular si es mejor o peor que yo, salgo a jugar baloncesto y es lo que me ha dado el estar hoy en esta posición que me encuentro. Dedicarle el tiempo estricto al entrenamiento te hará siempre un mejor atleta y una mejor persona”.

Sobre el Autor

Kitín Rodríguez Girado

Kitín Rodríguez Girado

Colaborador de Guerrillero. Trabajó como Locutor, comentarista deportivo y director de programas en Radio Guamá. En la actualidad trabaja con el INDER en Pinar del Río.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero