Actualizado 20 / 10 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Racismo y Béisbol Cubano

Racismo y béisbol cubano (Ciencias Sociales)

Racismo y béisbol cubano (Ciencias Sociales)

La investigación realizada por el profesor y escritor Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga acerca del tema, que ahora ve la luz bajo el título Racismo y béisbol cubano.

Una acuciosa inmersión en fuentes documentales de primera mano, extremo rigor en la utilización de recursos historiográficos y testimoniales, una plataforma conceptual sólida y, no por último menos relevante, su inveterada pasión por el béisbol, se conjugan en una obra prolija y sustancial, de múltiples y útiles referencias cruzadas, aportadora de una visión inédita en la literatura histórico-social cubana. Un libro como este se explica y gana altura por sí mismo. Adelantar detalles de la narración o anticipar su estructura y contenido, traicionaría el interés de quien hallará, seguramente, sorprendentes revelaciones, estadísticas singulares y ajustados análisis. Lo terrible fue cómo esa manera de pensar y actuar saltó de aquella centuria hasta la primera mitad de la siguiente. Osaba relata el injurioso trato que recibió Jackie Robinson en 1947 en el Hotel Nacional de Cuba —de administración norteamericana— cuando le impidieron hospedarse durante una estancia de entrenamiento en la isla. Idéntica humillación sufrió la gran vedette estadounidense Josephine Baker. Osaba explica las sinrazones de la marginación, a partir del origen clasista de los organizadores de la Liga y sus sucesores, y su reacción ante la apertura —eco-nómicamente interesada, pero apertura al fin— de la Liga Profesional Cubana a jugadores negros y mulatos en los albores del siglo XX. Quizás una buena manera de leer este formidable libro de Osaba sea bajo el prisma de estas palabras escritas por Nicolás Guillén en 1959, válidas para los días que corren: “Sin el negro no existiría Cuba como es hoy. Cuba con su carácter y perfil, como no existiría tampoco sin el blanco, que fuera de europeo es también nuestro pueblo, del mismo modo que fuera de africano lo es también el que viene de congo y carabalí. Ambos dos, juntos y revueltos, dan la cubanía [...]. Esto tiene que aprenderlo el niño cubano, de cualquier pigmento, desde que se siente por primera vez en el aula. El blanco, para que no piense que el color de su piel genera superioridad o distinción que no le venga de la inteligencia, del carácter, del estudio. El negro, para que conozca el profundo papel que representaron sus antepasados [...]. Uno y otro, para que aprendan a andar juntos en la vida...” El libro de Osaba es una significativa contribución a pensarnos y sentirnos, como también quería Guillén, en el color cubano.

PEDRO DE LA HOZ

Sobre el Autor

Granma

Granma

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero