Actualizado 19 / 10 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Ni increíble ni imposible, pura y cruda realidad

Ni increíble ni imposible, pura y cruda realidad

Si alguien hubiese presagiado hace poco menos de una década que un equipo Cuba de béisbol, -no importa si A, B o Z- caería algún día ante Alemania en una competición oficial, sería cuando menos, objeto de cruda burla.

Aun cuando los europeos han dado un salto cualitativo en los últimos años en este deporte y varios de sus jugadores son importados, nada justifica lo sucedido el pasado 14 de julio.

Ese día el seleccionado cubano que interviene en la semana beisbolera de Harlem, cayó cinco carreras por cuatro ante los teutones a pesar de que estos cometieron seis errores al campo.

El verdugo de los antillanos desde la lomita fue nada más y nada menos, que Enorbel Márquez, pitcher santiaguero quién a sus 43 años solo le permitió un hit a la ofensiva cubana.

Enorbel, quien lanzó tres temporadas con las Avispas de Santiago de Cuba a comienzos de este siglo, dejó en la isla un récord ganador de 6-5 con 22 ponches propinados en 35 entradas.

Esa derrota, sumada a otras dos que a la hora de escribir estas líneas había sufrido el Team Cuba frente a Japón e Italia, pone al desnudo cada vez más la crisis por la que atraviesa el béisbol cubano actual.

En lo personal, considero inconcebible la derrota de un equipo que lleva varios meses preparándose para afrontar eventos foráneos, ante un país sin tradición o resultados siquiera a nivel europeo.

No estamos hablando de Holanda o Italia, países que han alcanzado un buen nivel gracias al fomento de sus ligas, sino de Alemania, un país donde el ciudadano promedio desconoce este deporte.

De “desastre” calificaban el hecho varios medios dentro y fuera del país, a la vez que otros tildaban de increíble o imposible lo sucedido en un torneo en el que en años atrás Cuba no tenía prácticamente rivales.

Salvando las distancias, algunos creen que la sorpresa sería equiparable a una derrota por parte de la selección de fútbol de ese país, ente el once antillano.

Por mucho que nos aferremos al pasado para maquillar el presente, este no puede ser más caótico y cada nuevo evento al que asiste la nación antillana nos ratifica esa cruda realidad.

Si un equipo B de Cuba no pudo vencer a la débil Alemania en un torneo de mediana calidad, no creo tampoco que el primer plantel de la isla logre asirse con la medalla ni en los Juegos Centroamericanos y del Caribe ni en eventos futuros como el Super 12.

Aunque suene poco alentador pienso que el material humano que hoy juega en la isla y el que lo hace contratado en ligas como la de Japón, serán insuficientes para lograr la tan ansiada clasificación olímpica.

El zurdo de 43 años Enorbel Márquez, permitió solo un jit en la victoria de su equipo ante Cuba.

Sobre el Autor

Victor Manuel Blanco González

Victor Manuel Blanco González

Licenciado en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Comentarios   

Simon
+1 # RE: Ni increíble ni imposible, pura y cruda realidadSimon 22-07-2018 13:18
Yo si creo en el material humano, no sólo en los contratados sino también en los muchachos del sub 23, en lo que no creo ni aceptó más es en la mentalidad desfasada con que siguen dirigiendo y escogiendo a los equipos, funcionó en el siglo pasado, digo mientras se jugaban contra rivales sin oficio. Sólo mira el desastre que hizo lazo en Pinar, comparado con el trabajo que ha hecho Urquiola, si no hay calidad en la forma de dirigir, tampoco se logra a la hora de jugar. Muchas gracias
Responder

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero