Actualizado 18 / 08 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río
Sección especial de Fidel Castro    
 Fidel y “Alberto”  Fidel siempre  A él le debemos la Educación

A él le debemos la Educación

En la  inauguración de la  escuela formadora de maestros primarios Tania la Guerrillera,  el 1 de septiembre 1975.

En la inauguración de la escuela formadora de maestros primarios Tania la Guerrillera, el 1 de septiembre 1975.

Rendir honor a Fidel es un propósito de los cubanos de cualquier edad, por eso hace solo unos días, un estudiante de secundaria básica nos preguntaba cuál era el mejor tema para desarrollar un texto sobre el máximo líder de la Revolución cubana. “Escribe sobre su impronta en la Educación”. Le sugirió un adulto. Y estamos seguros que por la mente de todos los presentes pasaron cientos de ejemplos de lo que él hizo para que el pueblo fuera culto.

Desde su alegato de autodefensa en el juicio en su contra comenzado el 16 de octubre de 1953, por el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente, La historia me absolverá, Fidel denunció el tema entre los seis principales que trató. “A las escuelitas públicas del campo asisten descalzos, semidesnudos y desnutridos, menos de la mitad de los niños en edad escolar y muchas veces el maestro es quien tiene que adquirir con su propio sueldo el material necesario. ¿Es así como puede hacerse una patria grande?”. Y lo incluyó dentro del esbozo de su programa: “Finalmente, un gobierno revolucionario procedería a la reforma integral de nuestra enseñanza, poniéndola a tono con las iniciativas anteriores, para preparar debidamente a las generaciones que están llamadas a vivir en una patria más feliz”. No olvidó su promesa. Todo comenzó con la campaña de alfabetización, donde los jóvenes maestros fueron a los lugares más intrincados con cuartillas y faroles para llevar la luz de la enseñanza. Miles de personas pudieron escribir por primera vez su nombre y cientos aprendieron la historia de Cuba y oyeron hablar del Maestro, José Martí y de los héroes y mártires de las gestas independentistas. Las reformas que hizo el eterno Comandante en Jefe revertieron la situación del país en esta materia, sobre todo en Pinar del Río, que según datos de un trabajo de la página digital de Radio Guamá, escrito por José Luis Granda Morejón, contaba con un 30 por ciento de analfabetismo en personas mayores de 10 años y el promedio del nivel de escolaridad alcanzado era de 2,5 grados de los comprendidos entre seis y 49 años. Las cifras de quienes asistían a las escuelas eran muy inferiores a las necesarias, y solo se contaba con 1 710 maestros y profesores.
A la par del país, Pinar del Río avanzó bajo el influjo de Fidel, quien fue el promotor de un sistema educativo, que no solo se contentó con la democratización, al ser unos derechos de todo el pueblo –niños, jóvenes y adultos–, sino que se basó en la integralidad, porque no olvidó ni un solo detalle. Fidel supo proyectar, –y para eso creó las infraestructuras necesarias–, la educación desde el prescolar, hasta la universidad y mucho más allá, avanzó a los estudios de posgrados; todo sustentado en una base científica, y sin olvidar la conjugación con el arte, el deporte, la computación y otros elementos significativos para el desarrollo completo del ser humano y su desempeño en la sociedad. En la actualidad en Vueltabajo, más de 630 centros educacionales abrieron sus puertas en septiembre para recibir una cifra superior a los 91 295 alumnos, que iniciaron este curso en las diferentes enseñanzas, que incluyen la Prescolar, Primaria, Secundaria, Especial, Media Superior, Técnico Profesional y la de Adultos. Otro ejemplo es que la universidad Hermanos Saíz atesora en su aval la formación de más de 61 715 profesionales, entre ellos cerca de 1 420 extranjeros de 59 países del mundo, a lo que se puede agregar un número considerable de los egresados en Ciencias Médicas. Recordamos a Fidel en cada momento en nuestra provincia, también en la inauguración de centros tan importantes como la escuela pedagógica Tania la Guerrillera y el IPVCE Federico Engels. Lo recordamos en su presencia y preocupación constante por mejorar la calidad de la educación. Todo lo quería “tocar” con sus manos, cada detalle, entonces disfrutaba con los logros, pero en especial con una carita feliz y agradecida de cualquiera de los niños con los que se encontraba. Estos resultados en la Educación son los que hablan de la grandeza de Fidel, sin él nada hubiera sido posible. De su mente soñadora y generosa salieron los proyectos, si hoy este pueblo es culto y sabe pensar por sí mismo, se lo debemos a ese gran hombre, a quien rendimos honores este 25 de noviembre, fecha en que se cumple el primer aniversario de su desaparición física. En la  inauguración de la  escuela formadora de maestros primarios Tania la Guerrillera,  el 1 de septiembre 1975.En la inauguración de la escuela formadora de maestros primarios Tania la Guerrillera, el 1 de septiembre 1975. En la  inauguración de la  escuela formadora de maestros primarios Tania la Guerrillera,  el 1 de septiembre 1975.En la inauguración de la escuela formadora de maestros primarios Tania la Guerrillera, el 1 de septiembre 1975.

Sobre el Autor

Ana María Sabat González

Ana María Sabat González

Licenciada en Español y Literatura, periodista de Guerrillero. Ha sido profesora de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca. Se dedica al periodismo desde el año 1996 y aborda en sus trabajos diferentes temáticas sociales y políticas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero