Actualizado 20 / 09 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Lejos en la distancia… cercanos en el corazón

Estatua de Antonio Maceo

Los pinareños estamos muy lejos en la distancia, más de 1 000 kilómetros nos separan de los santiagueros, pero estamos muy cerca de su corazón, y por eso depositamos en ellos toda la confianza, de que sabrán dar a Fidel el último adiós como lo hiciéramos nosotros.

´Tenemos muchos puntos en común, que el espacio no puede obstaculizar, por ejemplo, Fidel nació en Oriente, pero su progenitora era auténticamente pinareña; su asalto al Moncada lo hizo acompañados por muchos hijos de Pinar del Río.

La despedida será en la Plaza Antonio Maceo Grajales y cuántos recuerdos gratos del invencible General quedaron a este lado, quien en su invasión de Oriente a Occidente, nucleó a su caballería e infantería mambisa de donde sale el sol, con los aguerridos batallones de Vueltabajo.

Maceo tuvo muchas palabras de elogio para los aguerridos pinareños, pero aquí verdaderamente se les rindió merecido culto a los leones del oriente, que cruzaron trochas, asaltaron fortines y no pudieron detenerlos, ni intimidarlos las bien equipadas fuerzas de Martínez Campos.

Cuanta pasión en la lucha, la misma que luego se desplegó a lo largo del país cuando el triunfo del Primero de Enero de 1959, eso justifica a tanto pinareño en Santiago, Granma, Guantánamo, como orientales en el terruño más occidental, y se nos hizo común encontrar a veteranos de la Columna uno caminando por nuestras calles, como si estuvieran en Santiago.

Las provincias orientales tienen esta noche una extraordinaria misión, cada hombre y mujer es un soldado en la invasión hacia la eternidad, es la despedida del símbolo que va a ocupar su nueva Comandancia, es el Comandante en Jefe que toma una nueva dimensión en la medida que todo su pueblo se ha convertido en Fidel.

Los enemigos pensaron que el día que esto sucediera nos quedaríamos sin Fidel y resulta que ahora, se nos ha multiplicado y somos casi once millones, sumado a otros muchos millones por el mundo, ya sabemos que cuando en un rincón de cualquier continente haya alguien luchando por su pueblo no hay dudas, es un Fidel.

El Presidente Raúl Castro, ha pasado por muchos amargos momentos estos días, pero le queda la satisfacción de comandar al mayor ejército del mundo, el que está compuesto por todos los honestos, los honrados, los revolucionarios, los antimperialistas, vivan donde vivan, porque son soldados al servicio de una noble causa llamada Cuba.

Manos entrelazadas

Sobre el Autor

Ramón Brizuela Roque

Ramón Brizuela Roque

Licenciado en Periodismo Universidad de La Habana 1977. Premio Provincial por la Obra de la vida, 2013.Fue redactor reportero en Juventud Rebelde y Trabajadores; colaborador asiduo en Radio Guamá y TelePinar.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero