Actualizado 20 / 05 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

19ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Don Zimmer y el casco protector

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaEn mi intrascendente carrera beisbolera de las Minas de Matahambre, comencé a batear encimándome al home. Pareciera como que los lanzadores me respetaban, pues ponía cara de santo con el propósito de que lanzaran por el medio del plato; poco a poco fui tomando confianza, hasta un día, un durísimo día, como la recta de aquel a quien llamaban Bonete, quien me sacó por un buen rato de las fantasías peloteriles.

Ervin Walters, un fundador

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaEn horas de la mañana del martes 24 de abril del 2018, recibí una acostumbrada llamada telefónica del ya nonagenario Mariano Álvarez, sin discusión el mejor jugador que pasó por la fortísima Liga Pedro Betancourt. Por allá se relacionaría con Ervin Walters, para consolidar una amistad incontestable en el tiempo.

Brooks Robinson: Una aspiradora en La Habana

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaHace poco, en una tertulia literaria-deportiva, vimos el documental All Century Team, o sea, los Mejores Jugadores del Siglo XX en las Grandes Ligas. Algunos preguntaron por fulano y mengano, que si no están y debieron aparecer ahí. Pero ninguno quitó méritos a los elegidos. Es curioso que varios de ellos anduvieron por nuestra Isla. Los presentes pidieron repetir las jugadas de los antesalistas y se oyeron exclamaciones sobre el hombre que hoy, con justicia, ofrecemos.

Satchel Paige, el lanzador eterno

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaCuentan que con su salida al terreno opacaba a todos. Lo desbordaba un carisma sin par, a veces doliente. Genio y figura, señalaban los más. Parecía de otra galaxia, todo en él fue genuino. Las gradas vibraban de verlo entrar al césped. ¡Dios en el diamante!, solían decir los fanáticos, y no era para menos.

Hasta siempre, Remberto Concepción

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaSe cuentan por miles los practicantes cubanos de la pelota. Prácticamente al nacer el varón, choca en la casa con bates y guantes y si no los hay, ya se encargarán los padres y abuelos de narrarles cuentos, anécdotas, jugadas y leyendas del deporte nacional cubano, heredado de los Estados Unidos y tomado como propio desde hace muchísimos años.

Jorge Fuentes, un hombre de éxito

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaDicen que el 16 de enero de 1950, cuando un bebé venía al mundo, la pertinaz llovizna anunciadora de frío colmaba la felicidad de Jorge y Ofelia. Lejos estaban los presentes en presagiar la llegada de quien sería un ilustre en los campos de béisbol de su patria y mucho más allá.

Barbera y la pelota

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaSe agolpan los recuerdos de niñez y juventud. El más popular, en las Minas de Matahambre, fue Manuel Pérez Barrios, quien hace años dijo adiós de entre los vivos por cuenta propia. Conspicuo, determinado y a veces tierno, dependía de cómo tuviera el día. Nadie, ni de su propia familia, lo recuerda por el nombre; fue y es Barbera.

Tabares y Lazo, rivales y hermanos

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaHoy, queridos lectores, no acudiré a los números para demostrar la valía de quien dice adiós en el terreno. Solo lo haré por un binomio esencial en nuestra pelota. Ellos cargan el placer de la amistad. La vida los puso en trincheras opuestas y desde ahí surgió una especie de hermandad beisbolera. Y no pensemos en entregas al contrario, porque el azul le jugaba a partirse el alma y el verde hasta le dio pelotazos. Rivales en el terreno, hermanos en la vida. Ponches y batazos, batazos y ponches.

Talúa Dandridge, el gran antesalista negro

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaRaymond Emmitt Dandridge, quien se ubica entre los más grandes jugadores de la historia, tuvo que soportar la crueldad del racismo. Opacó a estelarísimos con una singular personalidad, derivada de sus condiciones físicas. Algunos lo consideran el mejor tercera base, incluidos los iconos de las Grandes Ligas, donde él no pudo desempeñarse.

Tarzán Estalella: Un mestizo en las Mayores

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaRoberto Estalella Ventoza, conocido por Bobby y Tarzán, fue un jardinero, tercera base y esporádicamente lanzador, que bateaba y tiraba a la derecha. Nació en la ciudad de Cárdenas, Matanzas, el 25 de abril de 1911 y falleció en Hialeah, Estados Unidos, el 6 de enero de 1991. Alcanzó los 5´8” de estatura y unas 180 libras de peso. De fornida complexión, se caracterizó por la fuerza de sus muñecas para conectar batazos descomunales.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero