Actualizado 18 / 11 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

19ºC
28ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Para los que quieren saber, lo que no saben

Para los que quieren saber, lo que no saben

Como el título lo anuncia, quiero compartir algunos conocimientos aislados de cuestiones que es bueno saber, para poder explicar cuando sea tema de conversación algunas de estas cuestiones.

-Las cejas son una parte muy significativa del rostro, pues a través de ellas se expresan las emociones con tanta intensidad como los movimientos del cuerpo. Sin embargo, el principal objetivo es ayudar a la visión al desviar el agua y el sudor hacia los lados de la cara.

-El número de huesos en personas adultas está entre los 206 y 208; estas cifras son superiores en los niños, pues al nacer lo hacen con algunos huesos separados para facilitar su salida desde el canal de parto, por ejemplo los huesos del cráneo, si palpamos la cabeza de un recién nacido encontramos partes blandas llamadas fontanelas: en ellas los huesos están unidos por un tejido cartilaginoso que luego se osificará para formar el cabeza de un adulto.

-La piedra rosetta, es una estela epigráfica de basalto negro, descubierta en 1799 en Roseta, capital de la provincia del mismo nombre, situada en el bajo Egipto, a orillas de un brazo del delta del Nilo fue encontrada por mera casualidad, por soldados franceses durante la ocupación napoleónica de Egipto. Contiene un texto honorífico de Ptolomeo V Epífanes –rey de Egipto desde los 14 años– escrito en griego, demótico y caracteres jeroglíficos. Se confeccionó en el año 193 a.C.; fue descifrada en 1831 por Jean-François Champollion. Lo que ha permitido encontrar la clave de las inscripciones jeroglíficas de papiros y monumentos egipcios. Pero lo asombroso es que nadie se explica porqué se encuentra en el museo de Londres.

-Dormir poco tiene efectos inmediatos, pero aún más en las personas de la tercera edad, que demuestran la incapacidad de concentración, somnolencia, torpeza y disminución de la pro actividad. Y sin embargo, pocos ancianos conocen las graves consecuencias que puede acarrear esta práctica. Cualesquier persona necesita dormir en promedio entre siete y nueve horas diariamente, pero quienes se exponen a menos de seis corren riesgos de enfermar; pues estudios realizados por la Universidad de Texas revelan que la falta de sueño provoca alteraciones genéticas que podrían desencadenar en problemas cardíacos y obesidad, y entre otros efectos: Aumenta el riesgo de accidente cerebro vascular, tendencia a la pérdida de la memoria, deterioro cerebral y se corre el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

Sobre el Autor

Fermín Sánchez Bustamante

Fermín Sánchez Bustamante

Graduado del Instituto Superior Pedagógico en Pinar del Río, Cuba. Diplomado en Periodismo Internacional.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero