Actualizado 26 / 02 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
26ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Las Canas en el olvido

¿Qué pinareño no visitó la playa Las Canas? ¿Quién no disfrutó de esos amaneceres o atardeceres en los que parecía que el paraíso existía? ¿Qué familia no se daba una escapadita para disfrutar de un día en la playa? ¿Quién no extraña a Las Canas?

Durante un recorrido por el consejo popular La Coloma, decidimos llegar a lo que fue en su momento el lugar de esparcimiento, orgullo de los pinareños, quienes llegaban allí, a 23 kilómetros de la ciudad capital, a disfrutar de la única playa con la que se cuenta, o mejor dicho, contaba, cercana a la ciudad.

Haciendo un poco de historia, este balneario localmente conocido, da nombre debido a que el lugar estaba poblado de palmas canas (sabal parviflora, de la familia Palmáceas), y en el siglo XIX los pescadores de la zona identificaron la zona como Cana Grande o Cana Chica, quedando de esta forma bautizada como Las Canas.

Siempre se caracterizó por su terreno pantanoso. Una arena escasamente blanca, una abundante vegetación marina y un espeso mangle.

Quedó inaugurada el 20 de mayo de 1939, y uno de sus fundadores fue Manuel Pereira, comerciante que se encargó de las principales instalaciones.

Con el pasar de los años las instalaciones fueron mejorando. El poblado fue creciendo y Las Canas se convirtió en un centro visitado, tanto por bañistas como pescadores deportivos que encontraron en sus aguas una riqueza marítima.

Con el pasar de los años, se hicieron más obras. Una base de campismo ocupó el área interior de la zona, una de las más extensas, la cual contaba con un parque de diversión, un área recreativa y varias instalaciones para el disfrute de los campistas.

Las sombrillas de guano, ubicadas casi en la orilla de la playa eran también algo típico por lo que se caracterizaba la franja que separaba el agua de la arena.

Pero la fatalidad geográfica en la que se encuentra Vueltabajo afectó a este balneario cuando los ciclones Isidore y Lily arrasaron con el lugar y dejaron a su paso deterioro y extinción de todo lo que se encontraba allí, algo que fue empeorando.

La playa Las Canas constituía el lugar más concurrido de los pinareños. Fue escenario de grandes festejos como fiestas carnavalescas, verbenas, tómbolas, maratones de corridas de lanchas con trofeos a los vencedores, así como paseos en barcos de velas y botes. Era la atracción de todos sus visitantes, que se sentían orgullosos de contar con una playa acogedora y familiar.

En la actualidad la carretera se encuentra en pésimas condiciones. Las pocas personas que viven allí quedaron casi en el olvido. En los veranos ya no es la concurrida playa, en la que los centros gastronómicos casi no tenían abasto y las sombrillas de guano tampoco.

Esperanza queda para que en futuros veranos, la playa albergue, al menos, a esos visitantes que cada año llegaban a sus casas de playa para disfrutar así de este ambiente, y de esta forma Las Canas no quede en el olvido.

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Las Canas en el olvido

Sobre el Autor

Anelys Alberto Peña

Anelys Alberto Peña

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca

Enviar un comentario como invitado

0
  • Invitado - zurdo

    Es triste ver como esta pequeña estera de playa, que desde chiquito disfrute pues era el lugar donde mas frecuentemente me llevaban mis padres este en ese estado... Pienso que como todas las cosas debieramos pensar en GRANDE... compadre, es la playa que mas cerca tiene la ciudad, por que no hacer algo para sacar provecho a eso... Crear lugares de ocio, disfrute, para el publico pinareño, no se, hacerlo parte del embellecimiento de la ciudad tambien, darle prioridad... pues Las Canas nos pertenece a todos nosotros tambien. Yo limpiaria por ejemplo todo ese litoral... se puede hacerrrrrrrrr... crearia locales para la gastronomia... Haria nuevas edificaciones... Se nos pierde en estos momentos la imaginacion!!!!!!

    URL corta:

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero