Actualizado 20 / 08 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Ya no soy el de antes

Ariel Torres AmadorYa no soy un niño. Eso es obvio a mis treinta y tantos. Camino a las puertas de los cuaren...ta como dijera mi hermano, me cuesta entender que ya no soy el de antes, que ya no soy el mismo.

Convivencia en la palestra

Ana Maria SabatUn grupo de adolescentes y jóvenes juegan en la calle. Es domingo en la tarde. Los gritos y la algarabía reinan y conspiran en contra de la tranquilidad que algunos prefieren para dormir o ver películas. La pelota se escapa y da contra los cristales de la ventana de una de las casas. La dueña de la vivienda sale molesta y regaña a los involucrados.

Las caras de la discriminación

Anelys Alberto PenaUna bulliciosa ovación, alguien que conduce el show o muchos, otros que se animan a mirar y, al final pocos comprenden la dimensión del espectáculo. El artista embriagado por el éxito, sonríe y acepta los aplausos como si fueran sinceros.

El centímetro, la pesa y el extremismo

Ariel Torres AmadorA pesar de mis constantes bromas para con mis amistades más cercanas me considero una persona muy seria. Desando las calles siempre con un tono malhumorado, pero es solo apariencia. Y quizás por ser calvo, cuando me afeito la cabeza y me permito dejarme un “chivo” pronunciado hay quienes dicen que tengo hasta cara de maleante.

¿Me caso o no me caso?

Heidy Perez BarreraCreo que hablar de matrimonio es un tema “contagioso” y más cuando recientemente alguien lo hizo. En cuestiones de un año, tres de mis amigas se casaron y otras están en planes, y en mi casa, a promedio de cuatro veces por semana, se pone el mismo tema de conversación, pareciera que todos conjuraran para que la próxima boda sea la mía, pero, ¿será que los que anhelan casamiento saben a ciencia cierta lo que esto implica?

Convivencia en la palestra

Ana Maria Sabat-Un grupo de adolescente y jóvenes juegan en la calle. Es domingo en la tarde. Los gritos y la algarabía reinan y conspiran en contra de la tranquilidad que algunos prefieren para dormir o ver películas. La pelota se escapa y da contra los cristales de la ventana de una de las casas. La dueña de la vivienda sale molesta y regaña a los involucrados.

Traído por los pelos

luis sexto sanchezYo me peino de memoria. Lo escribo, y recuerdo a mi amigo Juan Ángel Cardi, impetuoso humorista que cierta vez lo declaró refiriéndose a que yo no necesito espejo y hasta puedo prescindir del peine. Porque soy como dice el refrán que pintan la ocasión: calvo.

La enemiga pública número uno

Ariel Torres AmadorMe la he encontrado muchas veces. Y aunque no pudiera decir que le simpatizo, pues ella no hace migas con nadie, sí aseguraría que la conozco bastante bien, quizás lo suficiente para llamarla sin escrúpulos por el nombre que merece, y retarla a comparecer frente a la justicia y al sentido común.

¿Aumento sin respaldo?

Ariel Torres AmadorRecientemente, alguien me dio el pie forzado para escribir unas líneas acerca de algunas cosas que a todos los cubanos nos urgen siempre y nos atañen sobre medida: la economía nacional, un plato más a la mesa y el aumento del salario.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero