Actualizado 21 / 07 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La prueba citológica, más necesaria que incómoda

Dayelin Machin MartinezCuando Laura supo de su enfermedad era demasiado tarde. Los doctores hicieron todo a su alcance pero no fue suficiente. En infinidad de ocasiones sus amigos y familiares le pidieron que fuera al médico, pero no quiso. La enfermera de su consultorio también hizo su parte, pero no logró convencerla de hacerse la citología. En sus manos estuvo la solución pero no tomó el camino correcto. Y por desgracia el desenlace no fue feliz.

Del maltrato animal en Cuba y su silencio

Anelys Alberto Pena“¿Quién es el animal, tú o el caballo?” Gritó una señora ante la escena. Cerca de ella, un joven desde su coche golpeaba con un pedazo de tubo metálico a un potro mientras repetía: “Tienes que caminar porque me da la gana”. A pesar del polvo que levantaban los cascos era fácil de percibir el cansancio en los ojos de la bestia, la de abajo, la otra estaba fresca como lechuga.

Limpiarnos bien los ojos para ver el futuro

Ramon Brizuela RoqueEl futuro puede ser como lo imaginemos: claro para unos, oscuro para otros y difuso para los que casi nunca ven nada. Por lo anterior sería bueno recomendar una limpieza de ojos para descifrar mejor, porque este asuntico no está ni en la Letra del año ni en las premoniciones de decenas de leedoras de manos (cartománticas), veedoras de bolas de cristal, ni en los horóscopos chino u occidental.

Con nuestro aporte

Yolanda Molina PerezEl 10 de septiembre del 2017 celebraremos el aniversario 150 del otorgamiento del título de ciudad a Pinar del Río. Es perceptible el avance en las obras y el impacto que tienen sobre la imagen urbana. Por solo citar un ejemplo, aún sin concluir los separadores centrales de la avenida José Martí, ya confieren belleza al entorno.

Al glorioso pueblo de las mil batallas

Ramon Brizuela RoqueEs casi tradición o hábito agradecer al pueblo cuando se ha obtenido un noble propósito con su concurso, pero en la vida hay excepciones, la explosión de sensibilidad, fervor revolucionario y manifestación luctuosa de amor y dolor hacia su líder, no fue convocada por alocuciones o edictos, sino el fruto de la espontaneidad que dan la lealtad hacia un ser querido y una dignidad acumulada en cada hogar vueltabajero.

Ni un golpe más

Anelys Alberto PenaLas señoras que conozco no hacen versos, ni van a la ópera; hacen tamales, la cama y hacen maravillas para complacer a todos en casa. Muchas de las señoras que conozco trabajan o lo hicieron en una escogida, un hospital u otro lugar público y en casa, siguen sin descanso. La mayoría de ellas desconocen que su condición de mujer no las obliga a ocuparse de todos, algunas ni siquiera perciben la forma en que son violentadas.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero