Actualizado 27 / 03 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

15ºC
29ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Del maltrato animal en Cuba y su silencio

Anelys Alberto Pena“¿Quién es el animal, tú o el caballo?” Gritó una señora ante la escena. Cerca de ella, un joven desde su coche golpeaba con un pedazo de tubo metálico a un potro mientras repetía: “Tienes que caminar porque me da la gana”. A pesar del polvo que levantaban los cascos era fácil de percibir el cansancio en los ojos de la bestia, la de abajo, la otra estaba fresca como lechuga.

Con el dedo en la llaga

Ariel Torres AmadorPasó diciembre, y con el quedaron atrás muchos momentos de algarabías y quizás un tanto de desorden público (en el buen sentido) donde para variar no nos importó ensuciar los alrededores con papeles, latas de cerveza y refresco y otras tantas cosas.

Limpiarnos bien los ojos para ver el futuro

Ramon Brizuela RoqueEl futuro puede ser como lo imaginemos: claro para unos, oscuro para otros y difuso para los que casi nunca ven nada. Por lo anterior sería bueno recomendar una limpieza de ojos para descifrar mejor, porque este asuntico no está ni en la Letra del año ni en las premoniciones de decenas de leedoras de manos (cartománticas), veedoras de bolas de cristal, ni en los horóscopos chino u occidental.

Con nuestro aporte

Yolanda Molina PerezEl 10 de septiembre del 2017 celebraremos el aniversario 150 del otorgamiento del título de ciudad a Pinar del Río. Es perceptible el avance en las obras y el impacto que tienen sobre la imagen urbana. Por solo citar un ejemplo, aún sin concluir los separadores centrales de la avenida José Martí, ya confieren belleza al entorno.

Al glorioso pueblo de las mil batallas

Ramon Brizuela RoqueEs casi tradición o hábito agradecer al pueblo cuando se ha obtenido un noble propósito con su concurso, pero en la vida hay excepciones, la explosión de sensibilidad, fervor revolucionario y manifestación luctuosa de amor y dolor hacia su líder, no fue convocada por alocuciones o edictos, sino el fruto de la espontaneidad que dan la lealtad hacia un ser querido y una dignidad acumulada en cada hogar vueltabajero.

Ni un golpe más

Anelys Alberto PenaLas señoras que conozco no hacen versos, ni van a la ópera; hacen tamales, la cama y hacen maravillas para complacer a todos en casa. Muchas de las señoras que conozco trabajan o lo hicieron en una escogida, un hospital u otro lugar público y en casa, siguen sin descanso. La mayoría de ellas desconocen que su condición de mujer no las obliga a ocuparse de todos, algunas ni siquiera perciben la forma en que son violentadas.

El jonrón de un cangrejo

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaLa iglesia de las Minas de Matahambre se construyó a fines de la década del 40 del siglo XX. El único párroco que recuerdo es Manuel Zardúa. Vivíamos al frente, y como la cangrejada es un manjar exquisito, él se acercó... – ¿Qué dice la familia de los ateos? – ¡Qué bien huele!, ¿hay cangrejos, verdad? La respuesta del Viejo no se hizo esperar.

Un lugar llamado deseo

Ariel Torres AmadorEse lugar permanece allí. Y mientras reposo y exhalo bocanadas de recuerdos, reclinado en mi sillón favorito me dejo arrastrar una vez más. Vuelvo a caminar entonces la absoluta tranquilidad de sus calles de antaño, donde se respira humildad pese a la comercialización y la urbanidad como pasarela desequilibrada de "Johnys", "Tabarishs" y "Pierres" que ahora lo circunda.

Juventud de hoy, la misma de siempre

Heidy Perez BarreraEn las calles del día a día, solemos coincidir montones de jóvenes en un ajetreo permanente, (y me incluyo porque me toca), con los pantalones caídos, piercings y tatuajes en cualquier parte del cuerpo, vestuario super ajustado o todo lo contrario, mochilas, jeans (rotos o no), teléfonos móviles, reproductores MP3, con el pelo largo, corto o con "cresta", teñido de un color o de varios y -en ocasiones- hasta el cráneo rasurado o dibujado artísticamente... en fin, una estética que rompe con épocas, gustos y preferencias de antaño, la razón más poderosa tal vez, por la que muchos nos tildan de diferentes y hasta de raros o atrevidos.

Asistencia social es Revolución

Ramon Brizuela RoqueDe las decenas de programas de alto altruismo, quizás uno de los más apegados al del Moncada es el de Asistencia Social, Revolución misma por su apoyo a los desvalidos y a otros grupos vulnerables. El país lo tiene como una tarea de alta jerarquía, aunque a veces es difícil llegar a todos al unísono por razones de diversa índole, y hasta se pueden tolerar las situaciones provocadas por carencias financieras, pero lo difícil sería admitir apatía o insensibilidad.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero