Actualizado 20 / 10 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Molestias prevenibles

Algunas empresas u organismos garantizan servicios primarios como esos mencionados antes. De vez en cuando, el cambio de infraestructura es necesario con el fin de mantenerlos. No obstante, en ocasiones las acciones de reparación se perciben agridulce cuando van acompañadas por la mala organización y el desconocimiento de los afectados.

Si en un barrio, reparto o zona determinada se conciben cambios de postes, transformadores y cables o arreglo de averías en el sistema de electricidad, lo más responsable sería informar a la población por todas las vías.

En cambio, solo algunas áreas reciben la alerta, esas que son céntricas. Para vecinos rurales un domingo puede pasar sin el sonido del aserradero, la televisión o la presión de las ollas reina, pero ¿qué comerán hasta las siete de la noche aquellos que dependen de las cocinas eléctricas?

Las recientes inversiones del Ministerio de Energía y Minas permitieron la electrificación de varios asentamientos y sistemas de riego de la agricultura en Pinar del Río y otras provincias; así como la reposición de estructuras en mal estado. Sin embargo, a algunas personas les quedan esas imprecisiones del placer, de cuando no se pueden distinguir los beneficios por las molestias del proceso.

Un domingo después de un sábado laborable no es día para apagones y si fuera imprescindible hay vías para prevenir. Con fines nobles solo se necesita la sensibilidad suficiente para entender que las actividades domésticas mantienen la estabilidad en lo laboral, productivo o no.

Asimismo se comporta el asfalto de las calles. Durante un largo periodo de tiempo las vías no reciben mantenimiento, hasta que un día aparece una asignación de asfalto y se “dispara” en algún lado. Sin avisos, ni preparación de arterias aparece un líquido viscoso a base de petróleo, que puede permanecer en la intemperie, sin la mezcla asfáltica, por 24 horas o más.

Noticia disparatada: Transeúnte pierde zapato en la calle al intentar cruzarla. Es la punta de un iceberg que en su porción sumergida tiene además de los calzados manchados, las no pocas lesiones de los que se caen en la espesa pasta y todo el innecesario gasto de recursos.

Asfalto, mano de obra y transportación en función de vías que necesitan en menor medida el servicio y además, en horarios de alta circulación vial y peatonal.

Cumplir con los planes es un lema que aburre, pero en esencia una meta digna cuando se hacen pensando en los beneficios y no en el informe del cierre de año. Por eso, se deben usar los recursos con garantías para su duración y equilibrio en la distribución. Así las aceras o el portal del “Milanés” dejan de exponer las huellas de las personas tras el asfalto de las calles pinareñas.

Por último, uno de los servicios más básicos de todos: el abastecimiento de agua. El paro de la conductora X “por reparaciones” deja sin agua a un reparto o a una circunscripción entera. Al cabo del tiempo la historia se repite.

¿De qué tipo de reparaciones hablan?, ¿parches, remiendos, escasez, indolencia o mala planificación de los materiales?
Si al día sin electricidad se le agrega una crisis de agua prolongada y llegas a casa con los zapatos negros por un pedazo de calle que traes en la suela...

En todo esto hay una verdad que sería injusto no mencionar: los trabajadores de la empresa eléctrica, viales y acueducto hacen sus labores con ínfimas condiciones, a veces con insuficiencias salariales y con mucho de innovación.

El mensaje es para quienes corresponda gestionar y optimizar recursos humanos y materiales, que al final dejen una sensación de avance real y no se amarguen los días.

Sobre el Autor

Anelys Alberto Peña

Anelys Alberto Peña

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca

Enviar un comentario como invitado

0
  • Invitado - Ryuzaky

    Hablar no solucionará nada, hay que enfrentar a las empresas implicadas y de alguna forma hacerlas responder.
    Comparto una situación parecida a las descritas aquí. En mi barri hace menos de un año se ¨intentó¨ asfaltar la calle. La conclusión de la obra maestra fue una calle que a todo lo largo, solo está asfaltada la mitad, mostrando una especie de ¨peldaño d escalera¨ con la que muuuuchas personas han tropezado. Vale añadir, que el viscoso y pegajoso líquido estuvo más de 3 días arrancando chancletas y ensuciando casas.
    Salu2s.

    URL corta:
  • Invitado - Pinar

    Tenemos tantos problemas, unos más duros que otros, como el caso de los vecinos de Ramón Alvarez(frente al hotelero del pediatrico) /RP. Careaga y Julian Alemán desde la casa no. 5 hata la no 25 o 26, no son todas. Tenemos dificultades con el agua por más de 20 años y a pesar de nuestras quejas que van hasta el intituto de RH, los cros de acueducto se hacen los sordos y no acaban de resolver la situación. Hay para hacer un trabajo periodistico, que cosa más sensible que no tener agua.

    URL corta:

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero