Actualizado 17 / 12 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
27ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Tía

Algunas veces, el primo Nilito, contemporáneo con mi hermana de 12 años venía a visitarnos. Al mediodía, extenuados de tanta corredera nos tirábamos los tres en la misma cama. La tía interrumpía el descanso ordenándonos dormir en habitaciones separadas: "¿Quién ha visto que las niñas y los varones duermen juntos? Eso antes no era así", nos reñía.

Rogelia era hermana de mi abuela María, tía de mamá, de los amigos, de los vecinos, de cualquiera. "Yo soy tía", optó por presentarse con las visitas, a las que propinaba muy fuertes palmadas en la espalda.

Las madres contaban con ella para santiguar a sus criaturas o a los pollos con moquillo.

Su cuarto olía a manzanillas. Recuerdo la sobrecama de tela de cortina, el escaparate carmelita de tres puertas con toda clase de objetos dentro: Abrigos de grandes botones, zapatos sanos y rotos, una piedra que se había encontrado con la forma de la virgen de la Caridad, dos prótesis dentales flotando dentro de un vaso con agua, una bolsa de nylon repleta de semillas de mamey, aretes de pellizco que nunca usaba porque le apretaban demasiado las orejas, una cartuchera de cuero poblada, a intervalos, por unos pocas pesos, en otras ocasiones, rebosante con el premio de la charada.

"¿Qué número vendrá hoy, tía?", le pedían la suerte. "Bueno mijo, yo le puse dos pesitos al 33, mira como está el cielo hoy", y señalaba con el índice las nubes grises.

Detrás de la puerta que conducía al patio de la casa, tenía pintado un acróstico de la bolita con cálculos y previsiones que iba actualizando todas las mañanas. El dinero que se sacaba lo distribuía entre los sobrinos. Poco quedaba para ella.

La tía agonizó varios días y murió despacio, pero llena de fe: "Yo oigo unos cantos de pájaros", nos dijo. "Hay flores naranjas, qué bonito es esto".

Sobre el Autor

Susana Rodríguez Ortega

Susana Rodríguez Ortega

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero