Actualizado 21 / 07 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Que te sorprenda la noche, pero no un apagón

Junto con las manecillas del reloj que atrasamos el pasado cinco de noviembre para regresar al horario habitual, también se afectaron las rutinas de nuestra cotidianidad. Aunque el horario de invierno generalmente gusta porque las noches son más extensas y permiten prolongar el descanso, la nueva hora siempre nos deja la sensación de estar medio perdidos en el tiempo. Unos más que otros sienten el desco-loque de su organismo, que se pasa varios días levantándose a deshoras, pidiendo el almuerzo cuando corresponde el desayuno y pensando que es muy tarde cuando apenas son las ocho de la noche. Durante unos meses veremos el amanecer y el ocaso más temprano. Pero más allá de esta realidad visual, percibiremos además, cómo aumenta el consumo de electricidad en los hogares. Ello responde a que este horario impone un mayor uso de la luz artificial entre las cinco de la tarde y las nueve de la noche, periodo de tiempo conocido como pico eléctrico, en el que se dispara la demanda de energía en el sector residencial, debido a la propia dinámica de la familia y al auge de la actividad cuentapropista. En el transcurso de la tarde noche llegan a casa los pequeños deseosos de ver televisión, las mujeres a realizar las labores en la cocina, y no falta quien tiene en casa su negocio particular que se extiende hasta la madrugada. Mientras, en las cafeterías, paladares y demás centros culturales y recreativos, los servicios que se le ofertan a la población también requieren de electricidad. Desde la perspectiva de que ahorrar no consiste en prescindir de los beneficios de la energía eléctrica sino en hacer un uso racional de esta, la dirección de la Unión Nacional Eléctrica insiste en incrementar las medidas de ahorro. Esta es una política que se aplica, incluso, en los países desarrollados, porque algunos recursos como el petróleo, el carbón, el gas natural y el uranio, de los cuales se obtiene energía, son fuentes no renovables, es decir, sus reservas son limitadas y se agotan con el uso; a la vez que no todos los países cuentan con estas riquezas naturales y pagan altos precios para adquirirlos. Ante esta realidad que estremece, si se tiene en cuenta el impacto negativo que trae aparejado, economías nacionales invierten en equipamiento para la obtención de energía a partir de fuentes renovables, con el propósito de evitar dicha dependencia energética y proteger además el medio ambiente. Cuba también da pasos en función de aprovechar este tipo de fuentes de energía, pero mientras en otros países se avanza con pasos agigantados, nuestra economía y las restricciones del bloqueo, nos impiden obtener la infraestructura necesaria para el desarrollo en esta área. En tanto contemos con los recursos necesarios para ello, toca a cada cubano, desde la casa, la escuela y el centro laboral contribuir al ahorro, pues disfrutar de los beneficios de la electricidad no depende exclusivamente de una correcta planificación por parte de las administraciones a las que compete el desarrollo y aprovechamiento de las fuentes de energía renovables. Apagar el equipo encendido innecesariamente, chequear la hermeticidad de lo locales con climatización, planificar fuera del horario pico tareas como el planchado y otras que se realizan con equipos eléctricos altamente consumidores, y efectuar mantenimientos periódicos a los dispositivos, resultan algunas de las medidas que favorecerán la eficiencia energética. Aunque a unos, como se dice en buen cubano, les duele más que a otros que poseen ciertas facilidades económicas, todos deben tener en cuenta que si no ahorran, más temprano que tarde, sus bolsillos sentirán el peso del despilfarro y los sorprenderá, no solo el anochecer por el cambio de horario, sino también un apagón eléctrico que acabará con la alegría de estas agradables noches invernales.

Sobre el Autor

Yurina Piñeiro Jiménez

Yurina Piñeiro Jiménez

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero