Actualizado 17 / 12 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
27ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Del maltrato animal en Cuba y su silencio

“¿Quién es el animal, tú o el caballo?” Gritó una señora ante la escena. Cerca de ella, un joven desde su coche golpeaba con un pedazo de tubo metálico a un potro mientras repetía: “Tienes que caminar porque me da la gana”. A pesar del polvo que levantaban los cascos era fácil de percibir el cansancio en los ojos de la bestia, la de abajo, la otra estaba fresca como lechuga.

Imaginé sus pensamientos así: “La lluvia me castigó anoche porque duermo al aire libre. Cuando amaneció ya había dado dos viajes. Salí sin comer por un camino mojado, lleno de huecos. Entre los sacos de arroz que cargué y aquellos que venían riéndose de mis huesos expuestos, dejé todo lo que tenía en la carretera”.

Una vida de horror llevan algunos animales de trabajo. Además de la sobrecarga, son víctimas de comportamientos violentos. Algunos no son alimentados adecuadamente o los mantienen en lugares a expensas del clima, en precarias condiciones higiénicas y, en el peor de lo casos, el maltrato físico.

Asimismo sucede con las mascotas: perros, gatos, conejos y otros. Es más evidente en los canes por su superioridad de población. Si se acerca a uno callejero notará que se asusta, están adaptados a los golpes y desprecios. Muchos de ellos salieron de hogares donde fueron descuidados o botados.

Escuché la historia de un vecino de alguien que conozco. Tiene una yegua a la que obliga a trabajar todo el día bajo la presión de su cuero, cría gallos de pelea, enfrenta a perros en su propio patio y de vez en cuando golpea a su esposa, aunque este último no es el tema de reflexión ahora, ese hombre es un maltratador por excelencia. La persona que relataba los hechos preguntaba cómo podía él parar la situación, adónde recurrir.

¿Qué ley respalda a los animales en Cuba? La respuesta es simple: ninguna. Desde hace años escucho hablar sobre un proyecto para regular el tema, pero hasta hoy nadie lo ha oficializado. Una iniciativa del grupo de trabajo Protección de Animales de la Ciudad, califica este tipo de crueldad como “antesala de la contracultura del crimen y la violencia”. Se entiende que la ausencia de normas en ese sentido, contribuye al atraso de la civilización.

El artículo 27 de la Constitución de la República de Cuba, habla del deber ciudadano de la protección del agua, la atmósfera, la conservación del suelo, la flora, la fauna y todo el potencial de la naturaleza. Solo falta que actúen los organismos que les corresponde legislar.

No obstante, en suelo nacional prescindimos de formas de brutalidad típicas en otras partes del mundo como la corrida de toros, los experimentos científicos, la vivisección o su uso militar.

Por otra parte, la vida en cautiverio de animales, sin las condiciones óptimas -sean o no parte de la fauna cubana- afecta su desarrollo. Ejemplo de ello, los de origen salvaje que se exhiben en zoológicos y circos. Causan más lástima que miedo. Entre el mal olor y las voces de mando del domador para que el león abra la boca, el espectáculo se convierte en un escenario deprimente.

El tema del derecho de los animales es transversal a una multiplicidad de disciplinas. Desde hace siglos, la humanidad se debate acerca de si tienen o no conciencia. Algunas religiones argumentan que Dios le dio el dominio al hombre sobre esas otras formas de existencia y en determinados casos las sacrifican en nombre de una deidad.

Más allá de razones históricas y cuestiones jurídicas, el mundo y en especial, las personas de este pedazo de mundo, requieren una ecología responsable. A la espera de una ley, se debe actuar por el orden de la conciencia y apelar a la cultura cívica, individual y social.

Para arar la tierra, para cargar y trasladar personas, el ganado mayor en Cuba es imprescindible. Esas prácticas no cambiarán por ahora, pero su cuidado sí requiere reformas. Todo ello con el fin de que sus ojos no luzcan tan apagados.

Sobre el Autor

Anelys Alberto Peña

Anelys Alberto Peña

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca

Enviar un comentario como invitado

0
  • Invitado - Gloria Martínez

    Ojala de verdad se aplique una ley contra el maltrato animal que se incrementa de forma acelerada sin tener un tope por las autoridades competentes. Aunque es verdad que no esta tratando de la violencia familiar, concidero que no esta desvinculado del hecho pues el que es capaz de maltratar y torturar cualquier ser vivo,lo hace con mas facilidad con los que lo rodean.
    Sería excelente que proximas ocasiones pudiesemso comentar sobre multados y sancionados por el tema , porque sería formidable para rescatar algunos valores en pesonas que concideran además que pueden vivir sin un freno ante lo mal hecho en la sociedad.

    URL corta:
  • Invitado - Geysa Cruz

    Que buen escrito, este es el tema de toda Cuba. El abuso impune que pulula en la isla.

    URL corta:
  • Invitado - Darien

    La realidad, es aun más cruda, los episodios alrededor del maltrato animal van más allá de la intensidad de los calvarios debajo expuestos, desgraciadamente debo decir que un gran porciento dentro de la sociedad cubana adolece de una sensibilidad tal que le permita sentir verdadero respeto para con el bienestar animal, incluyo aquí a profesionales, técnicos, estudiantes, criadores relacionados directamente con la rama.
    Reprocho abiertamente la actitud de muchos colegas veterinarios en su labor cotidiana, que se alejan inmensamente de la practica ética y responsable, donde mantener la salud animal deja de ser el objetivo número uno, también al Estado Cubano por no proveer de los recurso necesarios para salvar o curar a nuestros animales (Por que Almiquí y la Clínica Veterinaria del MININT si cuentan con todos estos recursos? Por que se debe enmascarar con otros negocios las consultas para que un veterinario comprometido con el bienestar animal pueda brindar su servicios? por este camino me comienzan a surgir interrogantes , decenas de estas; que desgraciadamente todas resumen reproches!) también la actitud desmedida y abusiva de criadores de cualquier especie, que reproducen sus ejemplares de formas irracionales, con la intensión de comercializar el producto de este acto al costo biológico que fuese necesario.
    Como decía anteriormente, la realidad es más cruda; y para quienes ostentaran la posibilidad de provocar un cambio legal en el asunto, les tengo una reflexión aun: Hemos pensado en el costo social que provoca no ser capaces de sensibilizar a nuestros niños con los animales, cada vez veo más infantes maltratadores, abusadores potenciales futuros, violentos que sobrepasaran a las especies inferiores en sus actos, solo es cuestión de tiempo! Queremos que la imagen que se lleven nuestros niños sea: No importa que sufra, solo es un animal en fin nadie puede hacerme nada por golpearlo! O peor aun que no seamos capaces de entender que estos animales son seres vivientes, co-habitantes, compañeros en la historia de la evolución social del hombre, que además jugaron un papel determinante en dicho desarrollo, que merecen respeto, porque a ellos también le duelen los golpes, o el trato distante y que también se mueren si no son atendidos cuando su salud lo requiera.
    Yo me pregunto: que esta sucediendo con la sensibilidad de los hombres que construyeron una nación paradigma para muchos países alrededor del mundo? Se olvido también el papel que jugaron los animales en cada una de las guerras por la liberación nacional? O ni siquiera se ha pensado en ello? El caballo del General A. Maceo era más valiente que muchos compañeros que hoy conozco, los canes de la técnica canina de la policía se comportan con mas inteligencia y respeto hacia los ciudadanos que algunos de los boteros que tomo a diario, Spartacus mi perro, se muestra más intransigente con el cuidado de nuestro barrio que nuestros vecinos!
    Algunos estudios demuestran que las personas identificadas con el bienestar animal, pueden ser personas que brinden un estado de armonía y paz a su ambiente cercano, así como el trato positivo con animales aumenta también la percepción social e intelectual en sus practicantes, situaciones carentes hoy en nuestro entorno! Pienso que estos argumentos deberían ser objetos de análisis para alguien con la potestad suficiente para revocar el desamparo legal con que cuentan hoy en Cuba la defensa del BIENESTAR ANIMAL.
    Me motivo al leer el artículo debajo expuesto, me alegra saber que nuestros periodistas no quedan mudos ante esas prácticas salvajes y desmesuradas, gracias por ser la voz de miles de personas en Cuba.
    Oigan por que no escriben también sobre la telenovela Zoológico, allí también se muestra una arista interesante sobre los esfuerzos por la conservación de la salud animal y también se ven reflejados algunos héroes anónimos REALES que son capaces de consagrar la vida entera por el bienestar animal.

    Fraternalmente
    Darien Mesa Díaz
    Veterinario Zootecnista
    Vicepresidente del Club Cubano Del Gran Danés
    Juez Internacional de Belleza Canina

    URL corta:
  • Invitado - Mabel

    BUENISIMO EL ARTICULO DEL PERIODICO GRANMA PERO YO YA NO PUEDO MAS YO NO LLORARE MAS NI DISCUTIRE CON MAS NADIE PORQUE CREANLO O NO ESTA SITUACION DEL ABUSO CON LOS ANIMALES YA ME TIENE UN POCO TRAUMADA PORQUE YO SUFRO EN CARNE PROPIA TODOS LOS ATROPELLOS QUE ELLOS SUFREN Y SUFRIRAN SI NOSOTROS LOS LLAMADOS SERES HUMANOS NO HACEMOS ALGO LOS ANIMALES SOMOS NOSOTROS O ESOS DEGENERADOS QUE LO SOMETEN DIA A DIA ALGUN MALTRATO NO HAY UN DIA DE ESTA VIDA QUE EL PERRITO DE AL LADO DE MI CASA NO SEA MALTRATADO NUNCA HAY UN GESTO DE CARINO NUNCA HAY UNA PALABRA AFECTIVA NUNCA HAY UNA MIRADA DE AMOR SOLO PALABRAS Y PALABRAS TE VOY A HACER TE VOY ATORNAR NO HAY UN FIN DE SEMANA QUE NO ALLA AL LADO DE MI CASA UNA PELEA DE GALLOS ES CRUEL DIFICIL PARA UNA PERSONA COMO YO SENTIR EL REVOLETEO DE LOS GALLOS Y VER DESPUES COMO ALGUNOS QUEDAN MORIBUNDOS Y SON BOTADOS VIVOS A LA BASUTRA Y YO LOS MIRO Y LOS MIRO Y SOLO YO SE LO QUE LE PIDO A DIOS ESO LO TENGO QUE SOPORTAR YO Y CRAANME CADA DIA SE ME HACE MAS DIFICL SALIR A LA CALLE Y VER CIERTAS COSAS CON LAS QUE NO PUEDO ES TRISTE EN VERDAD ME PREGUNTO DIOS MIO CUANDO SALDRA LA LEY PERO CREO QUE A MUCHOS ESA LEY NO LES CONVENDRIA POR RAZONES QUE PREFIERO CALLARME SALUDOS Y MIL GRACIAS POR LO QUE HACEN Y LOGRAN CADA DIA OJALA SE UNAN MAS VOCES Y SEAMOS MAS LOS DEFENSORES DE NUETROS ANIMALES SALUDOS MABEL.

    URL corta:
  • Invitado - Ana Virginia

    La educación constituye un proceso que reciben los ciudadanos en la formación de su personalidad, es un proceso multifactorial e
    interdisciplinario que ocurre tanto por vías escolares como por vías no escolarizadas como parte de la formación ciudadana dentro de la comunidad, lo que precisa de estrategias a nivel de la sociedad que permitan formar ciudadanos educados y aptos para con su actuación consecuente actuar en favor del desarrollo sostenible del país. ¿A qué desarrollo sostenible podemos aspirar cuando permitimos la venta de animales? La captura indiscriminada para venta de aves pequeñas aumenta en nuestra ciudad. Es lastimoso ver como se lucra con lo mejor de nuestra fauna. Jaulas de diferentes tipos y tamaños, colgadas a la vista del caminante albergan estos pequeños cautivos, que buscan desesperadamente una salida aleteando de un lado a otro. Expuestas cual trofeo, alrededor de establecimientos donde se comercian productos del agro u otros.
    La contemplación de estas "celdas”, símbolo de barbarie, hiere la sensibilidad del transeúnte, pero más preocupa que también lo contemplan nuestros niños y jóvenes, futuros protagonistas del desarrollo sostenible de este país.

    Lic. Ana Virginia González.

    URL corta:
  • Invitado - Ryuzaky

    Reí con eso de que ¨la bestia de arriba estaba fresca como lechuga¨ e incluso me acordé de mis días de estudiantes, en los que leyendo una revista de pioneros leí un cómic en el quelas protagonistas exponían varias fotos de animales, y al final, la foto de un muchacho que los perseguía con un palo, foto que fue titulada ¨El más animal de todos¨.
    Es una pena que en nuestro país ocurran estos actos de violencia (tan comunes como bostezar) y que las autoridades no hagan nada al respecto. He visto programas televisivos que en otros países hay personas cumpliendo en prisión por maltrato animal..., creo que en Cuba se debería tomar un camino, aunque harían falta cárceles nuevas.

    URL corta:

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero