Actualizado 25 / 03 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
29ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Un tesoro a preservar

El principal tesoro que todo humano debe preservar es su salud, de nada vale la riqueza si no puedes disfrutarla, pero se necesita responsabilidad.

Una mirada a como comenzó el año indica que regularmente contraer una enfermedad puede estar en manos de las personas, que no observan los cuidados, máxime en una población como la pinareña que tiene asesoría constante.

Esa exposición a riesgos verdaderamente no puede evitarse de manera individual, también tiene que intervenir la familia, el barrio y las autoridades, cuando hay adversidades generales.

El tema puede resultar manido, pero la higienización hogareña es la clave para combatir los Arbovirus, trasmitidos por elementos conocidos como el mosquito Aedes aegypti, que lleva en su aguijón a enemigos de las personas, como el dengue, zika, chicungunya y una enfermedad tan vieja como la fiebre amarilla y conocida por los cubanos, porque de pequeños se les enseñaba del sabio criollo Carlos Juan Finlay que demostró al mosquito como portador.

Sin embargo, tantos años después, ese pequeño insecto continúa agriándonos la vida, y aunque en los reportes de la Dirección de Higiene y Epidemiología se evalúa una disminución del vector, no es menos cierto que igualmente nos compulsa a no bajar la guardia porque sigue ahí.

Al cerrar el pasado año el municipio capitalino era el que más focos acumulaba, seguido por San Juan y Martínez, incluso el asunto es generalizado porque la única excepción era Minas de Matahambre, y vale la pregunta ¿Es tan difícil para los ciudadanos higienizar el hogar y su entorno? Porque lo real es que el mosquito vive en las casas.

Algunos reprocharán, porque en el mismo período se reportaban 210 salideros, de ellos 106 de agua potable y 104 de agua residual. Los residuales no son apetecidos por el Aedes, pero ese tipo de agua si es benefactora para otros tipos de enfermedades.

Sobre la higiene comunal hay que añadir otras cosas, por ejemplo el reporte de 523 fosas urgentes de evacuación, de ellas 148 desbordadas; aunque lo que empeora la situación es 432 con más de diez días reportadas. Este al parecer tan simple es un problema complejo, porque aunque se mantiene funcionando el camión de alta presión, de nueve camiones evacuadores de fosa con que cuenta la provincia, solo funcionan cuatro, los demás parados por problemas mecánicos (piezas) sin solución inmediata.

Otros inconvenientes que se suman a los derrames de agua, es la falta de ella por roturas en los sistemas de bombeo, lo que acarrea dificultades y también la despilfarro intencionado, porque cualquiera pica una calle para hacer unas instalación y como no hay pericia, a la larga será un buen salidero; otros perforan conductoras, regularmente viejas, para que el agua fluya por su sembrados y al final la suma de los daños originados por la falta de recursos para reparar, que no dependen ni de las buenas intenciones de Recursos Hidráulicos ni de Acueductos y Alcantarillados.

El sistema de salud pinareño está preparado técnicamente para enfrentar todo tipo de situación, la aplicación de medidas es sistemática y con sinceridad se puede afirmar, que las dificultades financieras y del bloqueo, en concreto hacen menos daño que los problemas subjetivos: las malas repuestas, el irrespeto, la atención deficiente, las ausencias al servicio, todo causado por un mal carácter de algunos trabajadores que es injustificable en un sector como la Salud.

El éxito de la mortalidad infantil es por todos conocidos, pero ese acápite es solo una gota en el océano de asuntos y enfermedades a enfrentar cada día, por ejemplo las dolencias diarreicas agudas permanentemente presentes se mantienen en la llamada zona de éxito del corredor endémico epidemiológico.

La provincia en muchos meses no ha tenido cólera y en las enfermedades trasmitidas por alimentos también son menores, pero es impredecible porque se produce por la inadecuada manipulación, elaboración y conservación de los alimentos. Las hepatitis virales disminuyeron o se mantuvieron iguales al año anterior como la tipo B.

La patología que incidió mucho en 2016 fueron las respiratorias agudas, por los tipos de cepas en el ambiente y la confabulación de los cambios climáticos, algo impredecible en la situación de isla de nuestro país, no obstante al empezar este año está enmarcada en el canal de seguridad.

Abordar de manera total el cuadro de enfermedades es casi imposible, pero no debemos desdeñar una familia que tiene mucho que ver con la responsabilidad individual, las de trasmisión sexual.

La blenorragia, aunque disminuye y decrece la tasa por cada 100 000 habitantes, debía ser mejor prevenida por las parejas y especialmente tratada eficazmente, porque es algo que todo ciudadano puede resolver a nivel de consultorio, aunque esto no es lo peor.

El virus de inmunodeficiencia humana – si es peor- es el que más daño causa a la sociedad, por su letalidad y aunque el Estado cubano brinda todas las atenciones y facilita los fármacos quizás como ninguno en el mundo, debe reclamar a los ciudadanos mucha responsabilidad y sentido común, porque no es curable, pero si evitable.

A veces algunos comentan que el Sida aumenta y quizás no sea tan así, el hecho está en que cuanto más profundiza el pesquisaje en supuestos grupos de riesgo, necesariamente aparecen más portadores latentes.

Las zoonosis (enfermedades producidas por los animales) en la provincia cuentan con un sólido programa y la vacunación antirrábica marcha de acuerdo con el esquema.

Mucho más se puede decir, el país tiene programas de prevención para todas las enfermedades, que van desde el cáncer bucal hasta el cérvico uterino, lo que hay morosos a la hora de asistir al médico y pudiéramos decir que los pacientes más disciplinados son los diabéticos, por lo menos es una apreciación personal.

Sobre el Autor

Ramón Brizuela Roque

Ramón Brizuela Roque

Licenciado en Periodismo Universidad de La Habana 1977. Premio Provincial por la Obra de la vida, 2013.Fue redactor reportero en Juventud Rebelde y Trabajadores; colaborador asiduo en Radio Guamá y TelePinar.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero