Actualizado 29 / 04 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

17ºC
29ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Sobre hombres y mártires

El calendario histórico cubano recoge fechas de recordación. El siete de diciembre, por ejemplo, los nacidos en esta tierra evocamos la muerte del Titán de Bronce acontecida en 1896 y homenajeamos a los caídos en las campañas internacionalistas. También cada 30 de julio rememoramos a los mártires de la Revolución, por conmemorarse ese día el asesinato de Frank País y su compañero de la clandestinidad Raúl Pujols.

A Frank y Raúl los mataron en 1957. Uno se estremece todavía cuando escucha decir que los persiguieron con saña por el Callejón del Muro y que balearon sus cuerpos sin piedad.

"¡Qué bárbaros, los cazaron en la calle cobardemente, valiéndose de las ventajas que disfrutan para perseguir a un luchador clandestino! ¡Qué monstruos, no saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado!..", se pronunció Fidel Castro cuando conoció la noticia.

Supe por un documental de la televisión que era Frank un muchacho alegre, devoto a la poesía. Aprendió a tocar el piano de niño y aunque no tenía una voz virtuosa gustaba de cantar. Sus amigos allegados evocan con picardía que amó a más de una novia a la vez. Se aplicó como maestro normalista en un aula de primaria, la cual estructuró como si fuera una república y los alumnos, sus ciudadanos. Su clase dispuso de presidente, ministros de Justicia, Hacienda, Obras Públicas, Salubridad, Trabajo y Educación. Los muchachos lo querían bien y le oían con respeto sus enseñanzas. Era un hombre con virtudes y con yerros, como todos.

Es bueno conocer estas cosas de nuestras figuras históricas, detalles que los humanizan, los hacen creíbles, cercanos a la gente común. Fracasan los libros de texto cuando levantan pedestales de perfección y aquellos maestros que memorizan y reproducen como un himno fechas y biografías.

El estudiante está ávido de historias bien narradas. Por qué ignorar la infancia del héroe, su mejor amigo, sus juguetes, su perro, el dibujo que colgó en su habitación, su primera enamorada, las costumbres, credos, miedos, frustraciones, fallos, ambiciones y sueños.

Recuerdo con nostalgia a Amarilis y Luisa, las bibliotecarias de la Vocacional de Arte donde cursé mis estudios primarios y secundarios. Una mañana estas mujeres, devotas de la historia local, organizaron un conversatorio con el hermano de Pedro Raúl Sánchez, Laíto, mártir de nuestra escuela. El señor, entrado en años, respondía las interrogantes de los niños sentados en su derredor. Por intervalos la voz le salía entrecortada y sus ojos centelleaban, vidriosos.

Calles, policlínicos, academias, hospitales, han sido distinguidos con los nombres de los mártires. Un mar de gente los repite en su rutina diaria, mas ignoran qué fue de los dueños de estos nombres.

El museo pinareño 13 de Marzo recoge en sus vitrinas desvencijadas objetos de los caídos en los asaltos al Palacio Presidencial y a la emisora Radio Reloj en 1957. El tiempo ha hecho sus destrozos en este inmueble. Las paredes muestran visos amarillos por la filtración, puertas y ventanas están rotas parcialmente y algunas carcomidas del todo.

Glendys Hernández Ramírez, directora de la institución, me confesó en cierta ocasión: "No existe una identificación con el encargo social y la historia que cuenta este lugar. Ya lleva varias décadas de fundado y nunca se ha acometido una restauración para mejorarlo".

Entre muebles inservibles, par de cuadros raídos, paneles con huecos y aleros jorobados persisten un viejo trompo, un reloj, un silloncito, una carta y un par de medias gastadas que hablan más de los héroes que cualquier ensayo dedicado a enaltecer sus personas.

Investigar, aventurarse en los archivos, recopilar el testimonio de fuentes vivas, sistematizar y comunicar dichos saberes constituye el reto de los cronistas, pedagogos y estudiosos de las ciencias sociales. La historia es un coro de voces infinitas y heterogéneas.

Sobre el Autor

Susana Rodríguez Ortega

Susana Rodríguez Ortega

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

..

Periódico Guerrillero