Actualizado 21 / 10 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La ancianidad que a todos incumbe

Los hay fanáticos al consultorio, todos los días hacen sus colas allí para recibir un autógrafo –receta– del médico de su preferencia. Existen otros que se dedican a complacer y, en muchos casos, a berrinchar. Así se conciben a veces a los ancianos. Son conceptos reduccionistas que estancan las acciones para convivir con el envejecimiento poblacional.

En tanto, ¿están preparados nuestros pueblos, barrios e instituciones para la demografía que se avecina? En Cuba las alarmas sonaron al percibir el aumento de personas en edad avanzada, a la par de una disminución de la proporción de niños y jóvenes entre cero y 14 años.

Pinar del Río es la cuarta provincia más envejecida, con el 19,9 por ciento de su población, según datos de finales del 2015. En el futuro, la mayoría de los trabajadores que sustentarán disímiles centros de trabajo pasarán los 60 años. En el proceso influyen la fecundidad, la mortalidad y las migraciones, variables determinantes del crecimiento y la estructura de la población. La planificación económica del país depende de esas estadísticas; pero dejémosle esos temas a los especialistas, ahora nos ocupan las acciones e indolencias sociales ante el fenómeno.

Un parque cada cuántos metros hay en los pueblos, con bancos, sombras. Tiendas y bodegas, a algunos se las han alejado. Servicios técnicos en las comunidades aún insuficientes. ¿Qué hacen los ancianos que viven solos o que tienen responsabilidades?

No basta con crear rampas en los lugares comerciales o públicos, si los huecos de alcantarillados continúan abiertos en las aceras, las losas desniveladas y en ocasiones agrietadas.

Ahora, las tendencias de mercadeo en los portales también dificultan el paso. "¡Oye la pizza aquí!", "ropa y zapatos pa´l nieto, puro", "¿Habana mi viejo?", así aparecen una y otra barrera arquitectónica –no exclusiva para los viejitos– que devienen perturbación del andar.

El transporte, un tema antiguo con nuevas formas. En la actualidad más caro, sin confort y poco respeto a las paradas. Los porteadores privados "aprueban" el somatón para cuestiones técnicas; pero, al parecer, no se revisa si las puertas son suficientemente anchas, los asientos cómodos o si hay bastantes tubos para agarrarse. Sucede igual en coches del tren, guaguas articuladas y otros vehículos de servicio estatal.

No obstante, se entiende el déficit de combustible; pero qué pasa con los asientos. Asistimos a la muerte de esos que mejoran la espera en colas muy frecuentadas por los ancianitos: para pagar la corriente eléctrica, el teléfono, cobrar la chequera... Son grandes odas a las várices y a los problemas circulatorios.

Asimismo, la carencia de recursos para los encamados o con discapacidades dificulta su calidad de vida y las del cuidador, este último suele ser anciano también. ¿Dónde encontrar con facilidad bastón, silla de ruedas, sanitarias, cremas antiescaras? Los culeros se ven en las tiendas de recaudación de divisa a precios altos por cantidades pequeñas, en ocasiones vencidos.

Son disímiles las instituciones o empresas que no tienen como cliente meta a los de la tercera edad. Los medios de prensa, en especial la televisión, reproducen ideas estereotipadas "para los que peinan canas", sin tomar en cuenta las necesidades de un público que crece cada día más en Cuba.

Con las medicinas diferenciadas hay un avance. La alimentación requiere mucho aún y la atención también, no solo del médico de la familia que ese está cerca, porque Mahoma va a la montaña o la montaña a él.

Los ejercicios, círculos sociales, cursos de las cátedras del adulto mayor constituyen modos de incluir a los viejitos en la vida social. Más allá de eso, es necesaria la estimulación de sus mentes y cuerpos para que perduren las memorias escritas en sus arrugas.

Sobre el Autor

Anelys Alberto Peña

Anelys Alberto Peña

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca

Enviar un comentario como invitado

0
  • Invitado - tania

    ha dado usted en el blanco de la situacion del envegecimiento poblacional , existen muchos equemas estereotipados y la realidad es que a nuestros ancianos les estan faltando muchas cosas y la mayoria no viven ni en hogares de ancianos ni existen casa de abuelos ni apenas para una infima parte de ellos , la mayoria vive en sus casas no importa que tan buenas o maleas sean sus condiciones, yo me pregunto paea quellos que han teneido de dicha de llagar a na edad tan respedada como es 90 años a mas , suponiendo que "gozan de salud " acosde a esa edad , considero que el estado , el pais o aquellas institucuiones encargadas del adulto mayor tengan en cuenta que ellos necesitan cuidados especiales dado tan elevada edad , se les debe ayudar con alguna dita de leche y carne , es dificl para quein convive con un anciano de esa edad, los alimentos cada dia estan mas caros y escasos y ellos son casi niños de nuevo y es esencial una adecuada aliemntacion y la tan preciada leche, no han accso a ella y en las tiendas por divisas muy pocos la puden comprar.

    URL corta:

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero