Actualizado 26 / 04 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

17ºC
29ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Un mar de pueblo en el último adiós

Foto Alejandro Rosales

Ciento cinco años fue la edad escogida para entregar a su pueblo el último adiós. La hija predilecta de San Juan y Martínez yacerá a partir de ahora, a la sombra de aquel álamo que la abrazaba, justo a la entrada del cementerio y cuyas ramas desanimadas se negaban a una retirada para siempre.

Esther María del Rosario Montes de Oca Domínguez, Maestra de Juventudes, abandona su tierra natal pero solo físicamente, pues quedará guardada en el corazón de Cuba, la entrega perenne a su historia, por sus hijos y por su Isla.

Luis y Sergio Saíz, sus niños del alma, entregaron su vida por la Revolución y encontraron en ella, a la madre perfecta que les brindó el apoyo y les mostró el camino de seguir adelante con los sueños de libertad.

Reconocida por los altos grados de sencillez, hospitalidad y cariño, Esther llevó consigo, por doquier, los signos de mujer abnegada, de madre y recordó hasta el último aliento, la obra trasformadora de sus pequeños.

Ayer partió, hacia lo eterno, lo inmortal, hacia la cúspide de la virtud. Junto a ella estuvimos toda la gente, a pie y como escoltas de la grandeza humana que solo pueden guardar los corazones de las heroínas.

La casa, museo de los cubanos, despidió a la líder y guardará entre las paredes y los muebles a la imagen segura y firme que regaló a sus visitantes una sonrisa de bienvenida.

Disímiles maneras existirán para recordarla, Zenobia Jiménez Rodríguez, amiga, seguidora y también discípula, comienza en el instante mismo del dolor de perderla y dedica los versos salidos de su tinta a la Esther de muchos, madre de todos.

Hoy el dolor nos convoca

Con tristeza en la voz

A dar el último adiós

A Esther Montes de Oca

Hoy que una estrella le toca

En la tierra sanjuanera

Lloramos en su cementera

Por el dolor de perderla

Los que tuvimos que verla

Cubierta por la bandera

Hoy está llorando el Ché

Frank, Camilo y Abel

Y está llorando Fidel

La madre que se nos fue

Está llorando Haydeé

En el solemne minuto

Vilma y Celia de luto

Son lágrimas de la selva

Con el ideal de Melba

Para rendirle tributo.

Foto Alejandro RosalesFoto Alejandro Rosales
entierro esther fpt5Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt6Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt7Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt8Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt9Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt10Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt11Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt12Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt13Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt14Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt15Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt16Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt17Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt18Foto Alejandro Rosales

entierro esther fpt19Foto Alejandro Rosales

Sobre el Autor

Heidy Pérez Barrera

Heidy Pérez Barrera

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

..

Periódico Guerrillero