Actualizado 20 / 10 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Coppelia, un empeño, un fin

La impermeabilización del techo es una tarea compleja y de ella depende que todo el trabajo no sea en vano. / Foto: Pedro Paredes Hernández

La impermeabilización del techo es una tarea compleja y de ella depende que todo el trabajo no sea en vano. / Foto: Pedro Paredes Hernández

El ballet Coppelia, da nombre a la red de establecimientos especializados en la venta de helados por todo el país; en el argumento de la danza una joven sustituye una muñeca y el creador de la misma se ilusiona creyendo que toma vida..., esta vez no se trata de un engaño, el nuestro va camino a la resurrección.

A la entrada un cartel anuncia que está cerrado por inversión y la venta de helados se desplazó hacia otras unidades: la hamburguesería Venceremos, el FrutiCuba y el Huevo Estrellado.

Si traspasas la puerta, encuentras paredes desconchadas, aceros al descubierto, tubos colgando, zanjas abiertas, escombros, polvo ..., esa es la imagen que muestra hoy el Coppelia de Pinar del Río, en ese escenario se mueven varios hombres, uno conduce una carretilla con pedazos de hormigón, que otro puso allí con ayuda de una pala, a unos metros dos se empeñan en ensamblar una conexión hidráulica, y en la habitación continúan se fragmentan lozas en una máquina, un poco más allá avanza el resane y así se extiende a lo largo de los tres pisos, incluida la azotea, un afanoso ir y venir con varios frentes abiertos, porque el compromiso de concluirlo en la primera quincena de agosto, no admite pérdida de tiempo.

LO EVIDENTE

Que este inmueble precisaba una reparación era harto evidente, como lo es su protagonismo en la ciudad, pero para hacer las cosas correctamente, era necesario cerrarlo.

En noviembre del 2016 comenzaron las obras, sin interrumpir el servicio, para minimizar el impacto sobre la población, dada la envergadura de las acciones constructivas a realizar ya era impostergable detener la afluencia de público.

Juan Miguel Medina Moreno, administrador de la instalación, explica que, de los 91 trabajadores, solo cuatro están allí, el resto fueron reubicados en diferentes centros subordinados a la Empresa Municipal de Gastronomía Pinar del Río, entidad a la cual pertenecen.

Impermeabilización del techo, demolición y acarreo manual de escombros, son algunas de las tareas en marcha, así como colocar el desagüe pluvial por fuera de las columnas, la sustitución de enchapes, baños, redes hidráulicas y sanitarias, renovación de las instalaciones eléctricas, en fin, que como decimos los cubanos solo queda en pie el cascarón.

PASO A PASO

Después de un proceso de licitación, la obra quedó en manos de dos cooperativas no agropecuarias Pirámide y Los Seis, la primera con una mayor presencia tanto en número de hombres como objetos a ejecutar.

Yusniel Romero Díaz es el jefe de esta representación, la brigada 80, y aunque reconoce que asusta un poco la imagen actual, considera posible ajustarse al cronograma, hasta ahora lo hacen, destaca que van solicitando con anticipación los recursos para no detenerse y todo marcha a buen ritmo.

En los próximos días incrementarán la fuerza laboral, para ir avanzando simultáneamente en todos los pisos, tienen a su juicio el mayor reto en la carpintería, pues la realizarán en Industrias Locales y si no está a tiempo retrasaría el acabado.

Por exigencia de los especialistas de la oficina de Patrimonio deben colocar maderas preciosas, con cristales, estilo tropical.

En cuanto a la instalación eléctrica, como no fue incluida inicialmente en el diseño de remodelación, poseen un proyectista a pie de obra y solucionan los problemas que se presentan, aumentarán la capacidad de frío y modificarán la ubicación de los equipos, lo que junto al envejecimiento de la red existente exigió renovar el cableado totalmente.

A Medina Moreno le preocupa la impermeabilización del techo, es una labor meticulosa, que demanda tiempo, exquisitez, perfección y durabilidad, de ella depende en gran medida la preservación del resto del inmueble y el área a trabajar es extensa.

Su permanencia a pie de obra es constante, los chequeos diarios a cargo de la dirección de la Empresa, al menos dos veces a la semana lo hacen los directivos del Grupo Empresarial de Comercio, además de la inclusión de Coppelia en los recorridos que realizan las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia; espera que no haya sorpresa, pero lo ve como el punto más vulnerable de la inversión.

OTROS DETALLES

Yamira Acosta Rodríguez, directora general de la Empresa Municipal de Gastronomía Pinar del Río, confirmó el incremento de disponibilidad de frío, la compra de insumos más apropiados para ofrecer un servicio en el cual incluirán el rescate de diversas especialidades, así como la confección de uniformes, mobiliario y otros medios, para que una vez remodelado, Coppelia también cuente con estos elementos y se integre un centro de excelencia y calidad.

Anticipar la disponibilidad de todos estos recursos será la garantía de una vez terminada la construcción civil, poder en un corto período de tiempo reabrir sus puertas al público.

La envergadura de la inversión es grande, tanto por las dimensiones del edificio, como por la profundidad con que se ejecuta la misma, por el momento marcha según cronograma y los pronósticos, sino varían apuntan que la última quincena de agosto, será posible tomar helado en un Coppelia rejuvenecido.

La demolición y acarreo manual de escombros es una de las tareas que demanda mayor desgaste físico de los hombres. / Foto: Pedro Paredes HernándezLa demolición y acarreo manual de escombros es una de las tareas que demanda mayor desgaste físico de los hombres. / Foto: Pedro Paredes Hernández

De forma simultánea se realizan varias tareas, para mantener el ajuste al cronograma de ejecución. / Foto: Pedro Paredes HernándezDe forma simultánea se realizan varias tareas, para mantener el ajuste al cronograma de ejecución. / Foto: Pedro Paredes Hernández

Son muchos los metros de enchape que incluye la remodelación, algunos de ellos ya están cubriendo paredes y mesetas. / Foto: Pedro Paredes HernándezSon muchos los metros de enchape que incluye la remodelación, algunos de ellos ya están cubriendo paredes y mesetas. / Foto: Pedro Paredes Hernández

La impermeabilización del techo es una tarea compleja y de ella depende que todo el trabajo no sea en vano. / Foto: Pedro Paredes HernándezLa impermeabilización del techo es una tarea compleja y de ella depende que todo el trabajo no sea en vano. / Foto: Pedro Paredes Hernández
Aunque asusta, esta imagen es un tránsito necesario en el proceso de remodelación. / Foto: Pedro Paredes HernándezAunque asusta, esta imagen es un tránsito necesario en el proceso de remodelación. / Foto: Pedro Paredes Hernández

 

Sobre el Autor

Yolanda Molina Pérez

Yolanda Molina Pérez

Licenciada en Periodismo de la Universidad de Oriente.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero