Actualizado 28 / 06 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
30ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Sol nuestro que estás en el cielo

Heberferon

Con la aparición del Heberferon, medicamento cubano de alta eficacia para curar las lesiones del cáncer de piel –no melanoma-, muchos misterios se develan y el principal es el daño que puede causar nuestro astro rey con la emisión de radiaciones ultravioleta.

Un taller reciente con especialistas de alto nivel: dermatólogos, oncólogos y maxilofaciales en el III Congreso, donde debatieron información de primera mano con la presencia del doctor en Ciencias Biológicas Giraldo Bello Rivero, investigador titular y líder del programa en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y los doctores Edgar Tijerino, especialista del Instituto de Oncología, y la doctora Rosa Aguilar, promotora del compuesto recombinante, abrió una gran puerta para observar el futuro.

Los participantes tienen mucha información sobre esa enfermedad, pero no conocen suficientemente el potencial de enfermos; el propósito inmediato es un pesquisaje masivo, porque Cuba, según una larga plática con la doctora Geydi Morejón Jiménez, dermatóloga del León Cuervo Rubio, tiene una tasa de 55,46 por cada 100000 y dentro de los países de América Latina y el Tercer Mundo es el de mayor incidencia de cáncer de piel -no melanoma-, lo que significa 1 200 000 enfermos; el cinco por ciento corresponde al melanoma maligno.

El melanoma es el más temido por su agresividad, el que más metastiza y tiene un periodo de supervivencia muy corto, sobre todo si no se diagnostica precozmente, además no es tributario del Heberferon.

Pinar del Rio tiene 13 908 casos diagnosticados en los 11 municipios. Hay tres tipos y el más frecuente es el carcinoma baso celular que afecta cuero cabelludo, rostro y la V del escote que son de las partes más expuestas al sol. El número de individuos que se diagnostica con cáncer de piel se ha multiplicado por 20 en los últimos cinco años, en hombres preferentemente.

El cáncer de piel ha sido subvalorado durante mucho tiempo y con el envejecimiento poblacional ha cobrado mayor interés, porque se estima que al menos una vez antes de los 65 años, cada uno de los cubanos y, en especial Pinar del Río, debe padecer una afección por cáncer de piel por la alta incidencia del sol, por las actividades al aire libre (incluidas las recreativas) más las modificaciones que incorpora el cambio climático.

La estrategia de la provincia, según la doctora Midalys Ramos Trujillo, jefa de Dermatología en el territorio con el cuarto puesto entre los más extensos del país, eminentemente agrícola y con puertos pesqueros y con trabajadores generalmente expuestos al sol intenso, tiene muchas tareas por delante.

Como paso inmediato está la incorporación de oftalmólogos, cirujanos estéticos y todo aquellos que su especialidad sea vinculante como la patología; la capacitación de los recursos humanos; sumar el uso del medicamento a los estudios de pre y post grado universitarios y realizar una pesquisa masiva sobre la enfermedad para su dispensarización. Para el 2018 se aspira que los 19 policlínicos pinareños y los 626 consultorios tengan conocimiento del uso y su aplicación, que ha sido incorporado al Cuadro básico cubano de medicamentos.

Lo expuesto hasta aquí es muy revelador para la población, que tiene la misión principal de protegerse y cambiar hábitos de vida, mientras el sistema de Salud hace lo suyo.

En un debate tan amplio se conocieron los criterios de los representantes del CIGB, creadores del medicamento, que es una excelente terapia para los tratamientos cuando no es aconsejable la cirugía o criocirugía, que es el método electivo, por ejemplo en partes del rostro porque puede resultar mutilante, especialmente nariz, oreja y alrededor de los ojos; también cuando es grande la lesión y debe reducirse para utilizar otras formas, pero sí está claro que no es una vacuna, por lo tanto no tiene poder inmunizante.

Quienes deciden en qué casos se aplica son los especialistas y las noticias son favorablemente premonitorias, después de escuchar a las doctoras Yamirka Sánchez, jefa del grupo de Oncología provincial y Carmen Giniebra, jefa del Centro de atención al paciente oncológico III Congreso, dependiente del Hospital Abel Santamaría.

Este taller, el primero de su tipo, tuvo como propósito comenzar a entrenar al personal médico en la aplicación subcutánea del preparado, porque la mirada se alza a un futuro no lejano cuando comience en la atención primaria de salud, que después de la ciudad, podría ser futuramente en Sandino, Consolación del Sur y La Palma.

Para el uso tienen en cuenta el tipo, la localización y la variante histológica dentro de los carcinomas basales. Su aplicación es por vía subcutánea inyectado en la lesión y el protocolo establece la administración del medicamento tres veces por semana - durante tres seguidas- y un estado de reposo de otras 16, para evaluar su impacto. Al término se conocen la respuesta clínica y la histopatológica.

Es un tratamiento muy costoso, cada bulbo tiene un valor de $ 345.92 y cada paciente totaliza $3113,28 moneda nacional, que aunque para el enfermo es gratis para el Estado, a nivel de país, le representa un alto costo, sin embargo se estima que dentro de dos o tres años la isla completa esté cubierta.

Al compararse los estudios con productos de otros países hay evidencia de que el Herbeferon tiene resultados superiores a otros preparados como el norteamericano Vismodesming, (aprobado por la FDA) y que muy caro.

De momento lo más indicado para los pinareños es no exponerse al sol innecesariamente, utilizar ropas protectoras, incluso hasta para los baños de mar, en ríos o presas, hacerlo en los horarios más prudentes, y los que hacen tareas agrícolas, de pesca o en la construcción usar gorras o sombreros y manga larga, nunca está de más la protección.

Incluso es necesario un posterior trabajo con los especialistas, porque tienen criterios sobre algunas prácticas educativas con exposición al sol, que podrían modificárseles los horarios.

Sobre el Autor

Ramón Brizuela Roque

Ramón Brizuela Roque

Licenciado en Periodismo Universidad de La Habana 1977. Premio Provincial por la Obra de la vida, 2013.Fue redactor reportero en Juventud Rebelde y Trabajadores; colaborador asiduo en Radio Guamá y TelePinar.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero