Actualizado 22 / 02 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

21ºC
29ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

A punto de concluir restauración de Palacio de Guasch

Palacio de Guasch de Pinar del Río / Foto: Yolanda Molina

Palacio de Guasch de Pinar del Río / Foto: Yolanda Molina

Como parte del programa de reanimación en marcha en Pinar del Río por los aniversarios 64 de la Gesta del Moncada y el 150 del otorgamiento del título de ciudad a esa urbe, recobra su esplendor el emblemático Palacio de Guasch, Monumento Local.

Según comentó Pedro Luaces, gestor de la iniciativa, fue un reto para el grupo acometer la tarea por su complejidad.

Hoy Museo de Ciencias Naturales Tranquilino Sandalio de Noda, la edificación de marcado estilo ecléctico reluce y resalta su estructura, en la cual convergen en perfecta armonía columnas al estilo egipcio, un pórtico hindú, una ojiva árabe y un capitel dórico.

Primero de la provincia en el que se utilizó el hormigón armado en su construcción, el viejo palacete fue el sueño de un joven médico, el doctor Francisco Guasch Ferrer (ginecólogo pinareño), quien lo levantó con la ayuda de dos albañiles, entre los años 1909 y 1914, y volcó en esa acción toda su creatividad artística.

De ahí que el visitante suela detener el paso y olvidar las prisas, para contemplar la majestuosa obra, en cuya fachada se pueden apreciar dragones, hipocampos y variadas figuras que se entremezclan y alcanzan un sorprendente atractivo.

Otra joya arquitectónica en proceso de restauración es el teatro José Jacinto Milanés, que exhibirá una imagen renovada cuando el 25 próximo acoja la gala por el aniversario 64 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

La edificación, de grado de conservación patrimonial número uno, reportaba signos de deterioro y fue restaurada en poco tiempo, durante extensas jornadas de labor.

Artesanos y artistas conformaron grupos de trabajo y asumieron el reto de devolverle al teatro José Jacinto Milanés, símbolo de la ciudad de Pinar del Río, el esplendor de su estilo neoclásico.

Especialistas confirmaron a la prensa que el inmueble recibió una intervención general, la cual incluyó trabajos en los enchapes de madera, estuque de los techos y la pintura de la instalación.

Palacio de Guasch de Pinar del Río / Foto: Yolanda Molina

Palacio de Guasch de Pinar del Río / Foto: Yolanda Molina

Palacio de Guasch de Pinar del Río / Foto: Yolanda Molina

Sobre el Autor

ACN

ACN

Agencia Cubana de Noticias ACN, Genera, procesa y ofrece informaciones, comentarios y reportajes en soportes como texto, imagen, audio, entre otros.

Enviar un comentario como invitado

0
  • Invitado - ramses

    Ahora creo que tanto la dirección del museo como las autoridades comptentes del partido, el gobierno, la PNR deben de tomar medidas para que su portal no se vuelva a convertir en un antro lleno de orina y heces fecales de las personas que hacían botella a la habana en esa esquina. Aun sin estar completamente listo ya veo a diario (paso todos los dias por su frente camino a mi trabajo) las primeras personas osadas que comienzan a parquearse en su esquina a hacer botella a la habana. Si ahora que esta recien terminada la obra no se toma una medida extrema para su conservacion, en menos de un mes será un baño público y toda la obra se habra echado por tierra. Confío en la receptividad de los involucrados.

    URL corta:
  • Invitado - Eloy

    Estudié mis primeros años en la escuela aledaña a esta edificación emblemática de mi tierra, desde niño corrí por sus azoteas y saboree mangos filipinos de los que se cultivaban en su patio, de joven me sentaba en sus amplias barandas durante las tardes de carnaval a la sombra de sus altísimos techos, en su enorme y largo portal platiqué, reí y hasta enamoré chicas de mi generación. Presencié en él la filmación de una película cubana antológica "Los días del agua", pude apreciar en su interior ensayos de orquestas de antaño, hasta que fué convertido en museo y entonces lo visité, primero como simple espectador, después acompañando a mis hijas y celebrando en su patio, (que también constituye una atractiva oferta de hermosas esculturas) el cumpleaños de ambas.
    Pude ver su primera restauración por allá por los 80. Me es tan familiar y me enorgullezco tanto de tenerlo ahí, que hoy bién temprano cuando me dirigía al trabajo, viéndolo ya totalmente restaurado con lamparas colgando de su añejo techo que conjugan con su arquitectura, brillando en la noche pinareña, contrastando (como él mismo en su eclepticismo) con el moderno semáforo de su esquina, me prometí, aunque fuera por esta humilde vía enviar mi sincero reconocimiento y sobre todo, agradecimiento, a esos hombres y mujeres que me lo devolvieron como nunca antes estuvo, con una calidad impecable, con exquisitez hasta el detalle, magestuoso, como no pude imaginarlo. De todo corazón GRACIAS.

    URL corta:

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero