Actualizado 18 / 12 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

18ºC
29ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Inventos del Niño

Inventos del Niño

Hay quienes tienen sangre de innovadores; son seres humanos que nacen con manos prodigiosas, hacedoras de milagros, estilo precisamente de los que curan el alma tangible.

Mizael es uno de ellos; no es médico, pero cura males; no es artista pero sus creaciones deleitan; no es mago, pero renueva lo que parecía viejo; en fin... lleva impregnado un don necesario para la Cuba de estos tiempos.

“El niño” lo llaman sus compañeros, pues apenas cuenta con 27 años. La unidad empresarial de base (UEB) La Conchita se convirtió en su hogar desde los 20 años, lo acogieron como a un hijo y en sus planes no está abandonar la entidad.

Es Mizael Rabeiro Milián, miembro de las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ) y de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (Anir) del centro y uno de los innovadores más destacados de los últimos tiempos. No es ingeniero, pero realiza obras como tal, en tanto es graduado de técnico medio en mecánica. A pesar de ser el más joven del equipo, a su haber ya suman ocho investigaciones.

DE TODAS... LA MEJOR

Dentro de sus innovaciones más reconocidas se encuentra la modificación de la estructura y remodelación del homogeneizador de la línea de salsas de la UEB, puesta en práctica durante los años 2014 y 2015.

El trabajo directo fue sobre el vis-colizador, un equipo que incumplía los parámetros necesarios para lo cual fue concebido.

“Su estructura interior era de acero inoxidable, pero su exterior era de hierro en el cual se observaba un deterioro oxidativo, por lo que existía el riesgo de que ocurrieran pequeñas migraciones al producto, además se presentaban interrupciones continuas de la producción debido a roturas del equipo, ya que este era de una tecnología que data de los años '80”, explica.

Para solucionar la situación, se realizaron diversas labores de manera que aumentara el rendimiento, disminuyeran las vibraciones y se redujera el índice de roturas.

“De acuerdo con las necesidades económicas a las que está sujeto el país, esta remodelación garantizó la homogeneidad necesaria y a su vez, el ahorro de una importación valorada en 92 083.50 en divisa por concepto de compra de un nuevo equipo”, afirmó Rabeiro Milián.

Otras ventajas de la innovación radican en la facilidad de desarme para su mantenimiento, la humanización del trabajo para el operario, la eficiencia del proceso y la calidad del producto terminado.

RECIENTES ACTOS DE MAGIA

Entre sus últimas investigaciones está la construcción de una bomba centrífuga para la extracción de condensado en el concentrador de doble efecto en la propia UEB.

“Estaba totalmente deteriorada, a tal punto de poner en riesgo el funcionamiento del tacho. Esta innovación, además de constituir un ahorro de unos 5 000 euros por concepto de adquisición de una nueva, resolvió el problema de la industria para enfrentar la cosecha de tomate, lográndose el procesamiento de 9 284.9 toneladas y garantiza la continuidad de las producciones de los derivados de este vegetal durante todo el año”, expresó.

Este 2017 fue también testigo de otro aporte a la ciencia y a la técnica de Mizael, esta vez en la línea del procesamiento de frutas y vegetales, en la cual existe el equipo nominado exhauster, artefacto que estaba en mal estado técnico lo que conllevó a su paralización y cuya función es eliminar el aire ocluido en el producto, así como en el espacio libre del envase, entre otras.

El estado de la máquina perjudicaba grandemente la calidad y elaboración de estos productos e impedía el cumplimiento de los planes de producción de conservas de vegetales y frutas en almíbar, por lo tanto, aumentó la cantidad de productos rechazados y deterioró los índices de eficiencia energética. Todas estas dificultades causaron la paralización total del equipo.

Según El Niño, “fue aprovechada la existencia de otro de estos equipos con mejores condiciones desde el punto de vista estructural para adaptarlo y que fuera utilizado en cualquier formato, dígase latas o envases de vidrio.

“Con la recuperación del exhauster, en la UEB se garantizó toda la campaña de vegetales y la continuidad del resto de las producciones que requieren de esta operación y se aportó al plan un total de 343 toneladas de productos de excelente calidad”, concluyó.

Ese es Mizael, un muchacho intrépido al que no hay quien le haga cuentos sobre rodamientos, pues sabe su numeración de solo mirarlos; ejemplo de juventud y consagración al trabajo; la pieza clave dentro de su equipo, sin el cual no fueran reales los resultados; la confianza de muchos de la empresa; “El niño” que nunca dejó de ser y que a pesar de los años, siguen gustándole los “inventos”.

Sobre el Autor

Heidy Pérez Barrera

Heidy Pérez Barrera

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero