Actualizado 20 / 05 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

19ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Urge eliminar áreas perjudicadas en la desembocadura del Cuyaguateje

El río Cuyaguateje es el mayor y más caudaloso de la provincia de Pinar del Río. / Foto: María Isabel Perdigón

El río Cuyaguateje es el mayor y más caudaloso de la provincia de Pinar del Río. / Foto: María Isabel Perdigón

Además de ser la cuenca hidrográfica de mayor relevancia en Pinar del Río, a través de su periplo desde Minas de Matahambre hasta Guane, el Cuyaguateje ofrece a la mirada vistosos paisajes que enamoran a lo largo del recorrido de sus aguas.

Es en Guane donde se funde en un abrazo con el mar, y allí a través del tiempo ha sido querido por los habitantes de la zona y hay quienes afirman que por él surgió el poblado, pues muchos se establecieron en el lugar dada la fertilidad imprimida por el río al terreno.

Según la tradición oral, durante la Invasión de Oriente a Occidente, el Lugarteniente General Antonio Maceo detuvo allí la marcha para satisfacer el deseo de humedecer el rostro en sus aguas.

Pero ya ese panorama, digno exponente de la Catedral Natural de Cuba, sufre degradación principalmente por los ciclones tropicales y tormentas que afectaron los manglares, según ha demostrado una investigación encabezada por la doctora en Ciencias Iluminada Milián Cabrera, junto a otros cuatro autores  de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca.

Y es que esos bosques, los cuales ocupan alrededor de 17 millones de hectáreas de costa tropical en todo el mundo, al decir de expertos constituyen uno de los hábitat más productivos y biológicamente diversos del planeta, pero también de los más amenazados, de acuerdo con el estudio.

El análisis practicado tuvo como objetivo la realización de un diagnóstico ambiental para la identificación de las áreas perjudicadas, fundamentalmente por fenómenos meteorológicos, cartografiar la afectación en los manglares y salitrales, para lo cual emplearon técnicas comprendidas en el campo de la Geomática Aplicada.

La urgencia de implementar medidas para su recuperación responde, entre otras razones,  a que los manglares son franjas protectoras con función ecológica, económica y estratégica; mantienen el equilibrio de la zona costera impidiendo el avance de la intrusión salina y contienen la erosión costera.

En concordancia con criterios de entendidos, se estima que entre el 30 y el 40 por cientos de los ecosistemas de manglar sufren afectaciones, ya sean naturales o antrópicas,  las cuales en muchos casos pueden ser atenuadas o evitadas con la aplicación de un manejo adecuado.

La zona indagada forma parte del área protegida Sabanalamar, y está enmarcada en dos municipios pinareños: Guane y Sandino, mientras la desembocadura se caracteriza por poseer especies como la Yana (Conocarpus erectus), Patabán (Laguncularia racemosa), Mangle prieto (Avicennia germinans) y Mangle rojo (Rhizophora mangle).

Menoscabo del manglar por la acción abrasiva del mar sobre las costas y aumento de su nivel medio; acumulación de arenas por cambios en la dinámica costera y migración de los sedimentos, son algunos de los motivos del retroceso de ese sitio.

El último de los puntos señalados, provoca el recubrimiento de las raíces de los mangles hasta causar su muerte; y también incide de forma negativa, la disminución de las precipitaciones y acciones nocivas del ser humano.

Asegura la investigación que  todo ello conlleva a que el estado de ese sistema sea crítico –con mayor impacto por los eventos meteorológicos- y en la parte sur de ambos lados del río, la erosión costera provoca pérdida de espacios de playa y por ello el mar cubre la primera franja anteriormente dominada por el mangle rojo.

Una forma de restaurar estos suelos salinos es comenzar la recuperación en el período lluvioso para aprovechar el lavado, realizando pequeños canalizos a favor de las pendientes según proponen los estudiosos.

Y añaden como alternativa, facilitar la proliferación de Batis marítima que permita un cobertor natural del suelo para protegerlo del proceso erosivo y facilitar la regeneración natural o las acciones de reforestación.

Para sitios donde no existan árboles semilleros, se deben crear viveros con las especies autóctonas, además de fortalecer el programa de educación ambiental del área protegida.

Todos esos cuidados deberán ser considerados por los factores pertinentes, en pos de contribuir a que en la desembocadura del Cuyaguateje prevalezcan la salud de sus ecosistemas y la belleza paisajística de la más importante cuenca del occidente cubano.

Sobre el Autor

ACN

ACN

Agencia Cubana de Noticias ACN, Genera, procesa y ofrece informaciones, comentarios y reportajes en soportes como texto, imagen, audio, entre otros.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero