Actualizado 20 / 08 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Somos servidores públicos, nos debemos al pueblo

Yojanier Sierra Infante, presidente del Tribunal Popular Provincial de Pinar del Río. / Foto: Vania López Dias

Yojanier Sierra Infante, presidente del Tribunal Popular Provincial de Pinar del Río. / Foto: Vania López Dias

Hoy se conmemora el día del jurista en Cuba en saludo al aniversario 153 del ejercicio de grado de Ignacio Agramonte para titularse como licenciado en Derecho Civil y Canónico. Sirva de homenaje el siguiente testimonio a todos los profesionales del Derecho en nuestra provincia.

En el seno del Tribunal Popular Provincial de Vueltabajo, otrora Audiencia, cada día un joven anda y desanda los pasillos transmitiendo energía y rompiendo las rutinas pesarosas de la monotonía.

Líder por excelencia. A sus 31 años Yojanier Sierra Infante ganó el respeto del colectivo de trabajadores, no por el mérito irrebatible de ser el Presidente más joven de dicha institución a nivel nacional, sino por sus innegables cualidades humanas y profesionales.

“Soy camagüeyano. Nací en el reparto Ignacio Agramonte, perteneciente al municipio Florida. Mi vocación empezó en la primaria. En Camagüey todo es  Agramonte, hay una pasión por él muy grande y desde niño nos lo inculcan, y en ese centro educacional teníamos la responsabilidad de estudiar su vida, obra, principales valores y su apego por la justicia. Además, en mi barrio había una jueza del Tribunal Provincial llamada Tania quien me hablaba de cómo era su vida en el juzgado y yo la admiraba mucho.

“Quise estudiar Derecho pero siempre pensando en ser juez. Cursé la carrera en la Facultad de la Universidad de Camagüey. No fue fácil. Recibimos más de 60 asignaturas a vencer. Es una formación eminentemente política, sobre todo en nuestro país. Las materias que más me gustaron fueron Derecho Constitucional, Penal e Historia General del Estado y el Derecho, las cuales me marcaron e incidieron en mi disposición.

“En los estudios superiores descubrí otras figuras que también fueron juristas como es el caso de Fidel, él se convirtió en paradigma y marca un punto de hasta dónde queremos llegar. Esta fue una forma de ir creando carácter, aspiraciones y vocación.  

 “En el primer año en la casa de altos estudios fui presidente de la FEU en mi Facultad; posteriormente me seleccionaron para dirigir la organización en la Universidad y antes de finalizar ese curso fui elegido para integrar el secretariado nacional hasta quinto año.  A mi cargo estuvo atender las relaciones con el Ministerio de Educación Superior y después fui organizador.

“La FEU forma parte de mi vida. Donde quiera que esté le tengo mucho que agradecer porque me formó. Aprendí a ser mejor persona y estudiante, más revolucionario. Este es un espacio que da la oportunidad de crecer y yo lo supe aprovechar. No queda en la historia ni para mí es pasado. Es capaz de irse actualizando, regenerando, asumiendo nuevos retos de acorde a los tiempos.

“A nosotros nos correspondió la Revolución Energética. Cambié bombillos con la mochila al hombro en comunidades rurales, controlé el combustible a las combinadas, y esas tareas de impacto social marcaron. Fui fundador del contingente Julio Antonio Mella a través del cual impartí clases de Historia, Valores y Derecho en la prisión de jóvenes de mi provincia natal. Integré la comisión organizadora del VII Congreso en el cual debíamos sentar pautas y demostrar que había continuidad, apoyo al proceso, pues sería el primero en efectuarse con la ausencia del Comandante.

“Me gradué en el 2009 y no pude pasar el servicio social en los tribunales. Mi ubicación fue en una Consultoría Jurídica. El colectivo me recibió con las puertas abiertas y me ayudó a comenzar en el mundo laboral. De esa etapa recuerdo con mucho cariño cuando recibí mi carné como militante del Partido Comunista de Cuba. A finales de ese mismo año me presenté al concurso de oposición e ingresé al Sistema de Tribunales.

“Cuando acabé mi servicio social fui a vivir a la capital. Empecé como presidente en el Tribunal Popular Municipal de Guanabacoa; a continuación asumí igual responsabilidad en Marianao y luego pasé a dirigir la Sala Tercera de lo Penal del Tribunal Provincial de La Habana.

“Por último me fue asignada la tarea de dirigir el Tribunal Provincial de Pinar del Río. Llegué el 17 de septiembre del 2015 como presidente en funciones y no es hasta el 2016 que me elige la Asamblea como titular.

“Los resultados son el fruto de un colectivo, no de una sola persona. Es preciso un grupo comprometido, que ayude a materializar los sueños. Por mi parte me he entregado a Pinar del Río, no lo voy a negar. Me propuse hacerlo bien, o por lo menos, que no quede porque haya dejado un día de dar todo cuanto pueda para lograrlo.

“No me atrevería a conceptualizar la Justicia. Para mí no tiene una definición acabada. Rubén Remigio, presidente del Tribunal Supremo, declaró en el evento Justicia y Derecho que uno de los grandes retos a nivel mundial es entenderla no como un poder judicial sino como un deber social.

Debemos reconocernos, somos servidores públicos que nos debemos al pueblo.

“En lo personal, he crecido mucho, he madurado. No soy el mismo que llegó a los tribunales, me siento más sólido en mi formación profesional, con más conocimientos técnicos y de dirección de lo que hago. He aprendido de mis compañeros porque he trabajado siempre con personas mayores, capaces de enseñar, nutrir y formar. Cuando tomas las buenas experiencias y le pones la impronta, empuje y las ganas propias de la juventud logras crecer”.

En un rincón de su casa, Yojanier aún conserva la bandera de la FEU. Con solo meses de vida, su hijo, pinareño de nacimiento, es testigo de la huella que imprime Vueltabajo en su familia, la misma que desde Camagüey llegó a nuestra tierra para luchar por una sociedad mejor.

En cuanto a Yojanier aún le quedan dos grandes aspiraciones: envejecer junto a la toga y servir de inspiración a su descendencia.

Sobre el Autor

Loraine Morales Pino

Loraine Morales Pino

Licenciada en Periodismo, graduada en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero