Actualizado 22 / 10 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Pinar del Río se recupera

El dolor convertido en felicidad

Parece demasiado pedirle dolor a una persona para recibir un beneficio posterior. En los humanos se generó la fábula de que el pecado original de Eva sería pagar por el placer y... la sancionó al dolor del parto, que al final es la felicidad de un nuevo ser vivo.

El parto fisiológico es la puerta natural a la vida, con sus inconvenientes y bondades, pero la ciencia lo prefiere y de eso nos hablaran reconocidos especialistas que de inmediato conocerán.

EL BEBÉ

La doctora María Elena Portal Miranda, especialista de segundo grado, ha dedicado 35 años a la Neonatología y trabaja en ese servicio del bloque ginecobstétrico del “Abel Santamaría”.

“La cesárea solo es necesaria cuando hace falta por presencia de morbilidad en la madre”, afirma la doctora María Elena Portal / Foto del autor“La cesárea solo es necesaria cuando hace falta por presencia de morbilidad en la madre”, afirma la doctora María Elena Portal / Foto del autor

Ella lo resume así: “Para el bebé, el parto fisiológico es lo normal y tiene muchas ventajas. En primer lugar está exento de la anestesia de la madre que siempre supone riesgos y puede deprimirlo, eso significa disminución de oxígeno al nacer, casi sin poder respirar.

También tiene beneficios para el aparato cardiorespiratorio, porque en la vida fetal el pulmón está lleno de líquido normal, que debe expulsar a su salida y al pasar por el canal vaginal elimina la mayor cantidad, como si existiera un ordeñamiento. Por así decirlo, los beneficios al pulmón y al sistema cardiovascular son fundamentales, porque la respiración fetal es diferente a la respiración del adulto, entonces todos esos fenómenos ocurren fisiológicamente y suceden más espontáneamente.

“Cuando el niño no nace pasando por el canal vaginal, tiene alguna dificultad respiratoria después, porque falta ese ordeñamiento fisiológico, ese líquido no ha podido reabsorberse totalmente por los linfáticos pulmonares y puede incluso ser una causa de ingreso en cuidados especiales.

“Por otra parte, es más rápido el vínculo madre-hijo para favorecer la lactancia materna; para nadie es un secreto que la mamá ‘cesareada’ está más adolorida, a veces está bajo los efectos de la anestesia, y eso hace que tarde más en relacionarse con su bebé y, a la larga, retarda su secreción láctea y ese vínculo se verá limitado.

“Otros beneficios son la disminución de la estadía hospitalaria, lo que equivale a menos exposición a los riesgos de infecciones nosocomiales. Estos bebés regularmente nacen inmunodeprimidos, su sistema inmunitario no está bien desarrollado y la permanencia prolongada contribuye a que puedan infestarse con más facilidad”.

UNA SILLA EN UN VOLCÁN

Doctor Balestena fpt2El doctor Jorge Manuel Balestena Sánchez ratifica que el parto natural para la madre es mejor porque es mucho más viable su recuperación y para el feto hace que se cumpla un conjunto de mecanismos que posibilitan su salida hasta el exterior / Foto del autorLa complejidad del nacimiento tiene muchas condicionantes y peligros, pero la imagen más grafica que puedo mostrarles es la del doctor Jorge Manuel Balestena Sánchez, con 35 años como especialista de segundo grado de Obstetricia, profesor auxiliar de la Universidad de Ciencias Médicas y máster en Sexualidad Humana.

Él expresa: “A la embarazada tenemos que verla desde el punto de vista fisiológico y es como estar sentada en un taburete, lleno de comején, situado en la boca de un volcán. Quiero decir que por muy natural que sea, siempre tendrá complicaciones propias del momento del parto o inducidas de ese acto, aunque lo preferible es lo natural.

“En el embarazo la mujer sufre cambios a nivel de todos los sistemas y órganos, unos más, otros menos, pero todos se modifican, específicamente el útero que crece ostensiblemente. Y eso debemos tenerlo presente para el desenvolvimiento del buen desarrollo hasta el nacimiento: ella se está preparando, ocurre en su pelvis y sus canales y existen diferentes factores que pueden contribuir al mejor desenvolvimiento en ese momento.

“El acto del parto como ventaja fundamental tiene para la madre menos sangramiento; en la cesárea sangra casi el doble, con todas las complicaciones que añade ese procedimiento.

“En el parto fisiológico hay menos traumatismos para ambos. El apoyo psicológico que brinda la madre al feto es mucho mayor, a pesar del dolor. Es un dolor fisiológico, se plantea que es normal, porque son las contracciones que se producen para poder expulsar el producto de la concepción.

“Y es importante también tener en cuenta que en la parte psicológica es mucho mejor en las paridas. Se ha visto en estudios realizados que existe una depresión posparto superior en mujeres con cesáreas que en las de partos fisiológicos o eutócicos.

“Durante el parto normal, el bebé también genera hormonas, como la adrenalina, que le mantendrán en estado de 'alerta' en sus primeras horas de vida. Además de aportarle energía y calor, le ayudará a la hora de iniciar la lactancia.

“Una ventaja indudable del parto fisiológico es la recuperación puerperal que es mucho más rápida y la involución de los órganos que anteriormente mencionamos es superior. Esto es importante porque la mujer se siente mejor, se incorpora pronto a la vida social, al cuidado de su bebé y como decíamos psicológicamente está más preparada”.

LA MUJER NACIÓ PARA PARIR

“Está demostrado que para obtener buena tasa de mortalidad infantil no hay que supeditarse a la cesárea”, dice el doctor Roberto Márquez Rovira / Foto del autor“Está demostrado que para obtener buena tasa de mortalidad infantil no hay que supeditarse a la cesárea”, dice el doctor Roberto Márquez Rovira / Foto del autorEl parto, por concepto, técnicamente es la expulsión del feto y la placenta por vías naturales después de las 22 semanas o con un peso superior a los 500 gramos, porque antes de esto es un aborto.

Esta es la respuesta más rápida y precisa que pudimos recibir y nos la ofreció el doctor Roberto Márquez Rovira, 44 años de experiencia, especialista en Obstetricia y Ginecología, profesor de la Universidad de Ciencia Médicas.

“Para hablar de las ventajas del parto fisiológico necesariamente tenemos que compararlo con la cesárea, porque en ella están implicadas complicaciones que no hay en el parto. Y no es por apreciación personal, sino de acuerdo con las estadísticas. Partimos del hecho de que la morbimortalidad materna y neonatal en Cuba y en el resto del mundo está asociada en más del 80 por ciento con la operación cesárea. La mayoría de las pacientes que ingresan en una terapia intensiva es por razones de una cesárea.

“En el parto fisiológico la madre y el niño se libran de una serie de complicaciones que están implícitas en la otra. En primer lugar tenemos las anestésicas, que puede sufrir la madre en el momento de la intervención cesárea y las implicaciones que pueden alcanzar al recién nacido. Eso es peor cuando se usa la general, por suerte la mayoría de las que se aplica en Cuba es por una espinal, que no tiene nada que ver con esto, pero siempre la hipotensión en la paciente tiene una repercusión importante sobre el recién nacido.

“Hay que añadir otras complicaciones que pueden ocurrir en ese momento de la incisión quirúrgica. Por ejemplo, la histerotomía que es la herida que se hace en el útero; puede hacer dehiscencia –cuando se abre–, aparecer hematomas, o ambos mencionados, y las infecciones. En el acto quirúrgico hay otros riesgos para vísceras como vejiga, asas intestinales, colon y uréteres, que no las hay en el parto.

“Agreguemos las dificultades posteriores como pueden ser hilios adinámicos o paralíticos, como le llaman a la parálisis intestinal; el hilio obstructivo o mecánico que es la obstrucción intestinal; la dilatación gástrica aguda; el trombo embolismo; problemas respiratorios y la coagulación, que puede aparecer en una paciente que sangre mucho.

“La comparación, obligatoriamente, muestra los riesgos como de la noche al día. En Pinar del Río tenemos una comisión de atención a la materna grave extremadamente fuerte y la morbimortalidad la vemos asociada en más del 80 por ciento a la cesárea. Se pueden presentar problemas en uno natural, eso le puede ocurrir a cualquier paciente, pero son comparablemente mínimas.

“La naturaleza dotó a la mujer fisiológica y anatómicamente de características para el parto natural y solo debe acudirse a una cesárea cuando existe una desproporción céfalo pélvica, que sabemos no se va a modificar y no puede parir o situaciones clínicas que exijan la intervención quirúrgica”.

-“Como enfermera le veo gran importancia al parto fisiológico, pues evita complicaciones en el niño, que algunas pueden dejar secuelas para toda la vida”, refiere la licenciada Blanca Iris Fernández Valdés, con 28 años de experiencia en el servicio de Neonatología / Foto del autor“Como enfermera le veo gran importancia al parto fisiológico, pues evita complicaciones en el niño, que algunas pueden dejar secuelas para toda la vida”, refiere la licenciada Blanca Iris Fernández Valdés, con 28 años de experiencia en el servicio de Neonatología / Foto del autor

Sobre el Autor

Ramón Brizuela Roque

Ramón Brizuela Roque

Licenciado en Periodismo Universidad de La Habana 1977. Premio Provincial por la Obra de la vida, 2013.Fue redactor reportero en Juventud Rebelde y Trabajadores; colaborador asiduo en Radio Guamá y TelePinar.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero