Actualizado 18 / 11 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

19ºC
28ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

De sueños y éxitos en una niña

Yelenia Esther

Foto de la autora

Yelenia Esther Castillo Hinojosa se puede describir como Anton Chéjov hacía con sus personajes “...siente una viva, una imperiosa necesidad de compartir con alguien sus esperanzas y sus sueños” o a lo martiano “...se sentó sola, a pensar, sin levantar la cabeza, con la cara entre las dos manecitas”.

Entre lo extraverbal de su lenguaje, su postura, dicción y sapiencia habría material suficiente, pero es mejor escucharla o leer cuanto dice, en especial si se tiene en cuenta que son frases ideadas por una niña de 12 años.

“Para mí la suerte existe. Es el suceso imprevisto: tú no sabes lo que va a pasar hoy y menos lo que va a pasar mañana. Sin embargo, en eso de que te lean el destino en la mano, por las cartas o con caracoles no creo”.

MÁS ALLÁ DE LAS CLASES

En tanto, la constancia parece ser una de sus creencias. Desde que cursaba el cuarto grado participa en concursos de lectura. En la reciente edición provincial del Sabe más quien lee más, ganó el primer premio. Hasta su escuela, el seminternado Antonio Guiteras de San Juan y Martínez, llegó Guerrillero para conocer sus motivaciones.

“Yo estaba investigando sobre Nersys Felipe con los libros Pepe y la Chata y Bufanda. Entonces el 26 de noviembre mi hermana me despierta y me dice que Fidel había fallecido. Y de repente pensé ´qué mejor homenaje que dedicarle el concurso´.

“Le dije a la bibliotecaria y empezamos a escribirlo todo muy rápido porque ya quedaba poco tiempo. Ella me enseñó algunos libros y me interesé más por Todo el tiempo de los cedros y Fidel, Bolivia y algo más...

En Todo el tiempo de los cedros, de Katiuska Blanco, supe sobre el paisaje familiar de Fidel. Fue interesante leer acerca de la historia de su mamá, sus hermanos y en especial cómo aprendió a amar a la Patria. El libro incita a seguir leyendo”. Junto a la reseña de las publicaciones redactó una carta.

De la pasión por los libros responsabiliza a una infancia de lecturas nocturnas y a enseñanzas prematuras. Su mamá tenía un cuento para ella diariamente y la hermana, cuatro años mayor, le enseñó a escribir cuando aún estaba en el círculo infantil. De ahí también surgió el interés por la investigación.

QUIERO SER...

Otro de sus logros fue en el concurso Por los caminos de la ciencia. “Debíamos presentar al menos un experimento. Yo llevé el proceso de digestión, el cual todavía no hemos estudiado. A mí me interesó porque me gustaría estudiar Medicina. Por eso los órganos, los sistemas y sus procesos me importan mucho.

“Trabajé con el torso en una clase, hablé de las características y funciones del sistema digestivo. Dije que participan muchos órganos como la boca, la faringe, las glándulas salivares, el esófago, el estómago, el hígado, el páncreas, el intestino delgado, el intestino grueso y el ano.

“Resalté la importancia de una buena alimentación para que estos órganos funcionen correctamente. Además, hice un experimento para demostrar que el proceso de digestión comienza en la boca”.

La entrevista transcurrió rápido como si la pionera augurara las preguntas. Ninguna interrogante la hacía dudar y respondía al instante.
Con aires de diplomática habló de otra de sus aficiones.

“Me encanta leer pero también me gusta mucho la tecnología. Hay personas que solo juegan en la computadora. La laptop que mi papá me regaló aprendí a modificarla siguiéndolo a él que es técnico en telecomunicaciones. Ahora hasta mi hermana me pregunta cuando quiere hacer algún trabajo de la escuela”.

Hablar de vocación para Yelenia es muy anticipado. Ella está segura que será pediatra y explica su “malformación congénita en los riñones”. Tiene curiosidad acerca de la ingeniería informática y usa el panel de control de su PC, a la par, posee sensibilidad para las artes.

“Algunos me llaman Inés María Blanca Luz de las Nieves y las Mercedes Altagracia Ferminia y Guadalupe Fátima Pérez Villareal, es como mi nombre artístico, basado en la narración que declamé un día frente a todos de la obra As de corazones escrita por Nelson Simón. La parte que me tocó era sobre una niña que cree en la suerte”.

Sobre el Autor

Anelys Alberto Peña

Anelys Alberto Peña

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca

Enviar un comentario como invitado

0
  • Invitado - Alberto

    Me encantó el tema tratado ya que le diste a aconocer al mundo las expectativas que ha logrado esta niña y a las personas con discapacidad que si se pueden lograr cosas en la vida pero requiere de un poco más de esfuerzo.

    URL corta:

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero