Actualizado 22 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Astenia primaveral

Astenia primaveral

Inicia la primavera, época del año en la que varias personas padecen de un cansancio, conocido clínicamente como astenia primaveral.
¿Y eso qué es?, seguro te preguntarás, y no es más que una sensación de debilidad y falta de vitalidad generalizada, que afectan la vida intelectual, laboral y social de la persona que la padece.

La astenia ocurre con el paso del invierno a la primavera. No es una enfermedad, sino un síntoma que puede deberse a enfermedades orgánicas o psicológicas, pero también a otras causas como el estrés o el exceso de trabajo. Se dice que un dos por ciento de la población puede sufrirla y esta sintomatología es siempre de carácter leve y pasajero. Además, de que no existe una teoría concreta al respecto, pero según especialistas parece ser una combinación de dos factores: las horas de luz solar y los ciclos hormonales. La astenia tiene una principal incidencia entre las personas de 20 a 50 años y mayor preponderancia en mujeres. Tiene su origen en el hipotálamo, una glándula situada en el cerebro que regula, entre otras cosas, la temperatura, la sed, el apetito, el sueño y la vigilia. Explican los expertos que al producirse el cambio estacional, y con él un aumento de la temperatura, de las horas de luz solar y el cambio de horario, se genera un control sobre la regulación hipotalámica que contribuye, de forma muy significativa, a un descenso de los niveles en sangre de todas las hormonas anteriormente citadas, lo cual ocasiona una sensación de decaimiento físico e intelectual. ¿Cómo nos afecta y qué podemos hacer para combatirla? Para explicar el por qué afecta a unas personas y a otras no, los especialistas se basan en la existencia de un factor endógeno no esclarecido. Esto es una mayor predisposición de la persona a verse afectada por dichas variaciones climáticas. Se podría equiparar a los procesos alérgicos, que también son muy frecuentes en esta época del año; mientras para unos la primavera es sinónimo de alegría, otros deben sufrir las consecuencias de las rinitis o el asma. Aunque los síntomas de la astenia suelen ser de carácter leve pueden llegar a debilitar el sistema inmunitario. La astenia pude estar relacionada con la fatiga y el cansancio generalizados, los individuos que sufren esta alteración refieren dificultades para lidiar con sus obligaciones cotidianas y somnolencia diurna, aunque duerman un número adecuado de horas. Asimismo, los síntomas incluyen con frecuencia variaciones de carácter ansioso, especialmente nerviosismo, irritabilidad y problemas para conciliar el sueño. Algunas de las acciones para combatir la falta de vitalidad son seguir una dieta equilibrada rica en fruta, verduras, pescados, frutos secos, aceite de oliva y carnes magras; regular el ciclo del sueño o realizar un mínimo de actividad física y reducir o eliminar el consumo excesivo de alcohol y tabaco. Los especialistas sugieren practicar zumba, pues los estudios indican que la actividad física divertida, en grupo y donde haya música es un gran método para combatir la falta de vitalidad, la ansiedad y la depresión, porque con esta práctica se liberan dopamina y serotonina, hormonas relacionadas con la felicidad y la sensación de plenitud.

Sobre el Autor

Magda Iris Chirolde López

Magda Iris Chirolde López

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz de Pinar del Río, Cuba.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero